Constitución de 1901, la independencia usurpada
La Constitución de 1901 implantó por todas las vías posibles la supremacía de los intereses económicos de Estados Unidos en la Isla.
Historia

Constitución de 1901, la independencia usurpada

A pocas horas de refrendar, este 24 de febrero de 2019, la nueva y más democrática de las constituciones cubanas, vale recordar que también el 21 de febrero de 1901, se firmó la primera Carta Magna de la República de Cuba.

A pesar de las ansias independentistas del pueblo, el hecho no fue acogido con la alegría esperada, pues tras largos años de lucha en la manigua para liberar a la Patria de España, ahora la veían ocupada por el ejército yanqui.

El entonces presidente estadounidense, William McKinley esperaba hacía tiempo salirse con la suya y validar la famosa doctrina de «la fruta madura».

En 1898 el Ejército Libertador había logrado debilitar el poderío español y estaban muy cercanas la anhelada victoria y la independencia, solo había que dar un empujoncito y la hermosa Isla caería en manos norteamericanas.

El pretexto para intervenir en la guerra cubano-española lo encontraron, o mejor dicho, lo inventaron con la explosión del acorazado USS Maine, el cual estaba anclado en la Bahía de La Habana en clara provocación militar al gobierno hispano.

A partir de entonces todas las acciones del imperio del norte tendrían como objetivo escamotear el intento independentista de los cubanos: la derrota de la escuadra española frente a la bahía de Santiago de Cuba, el desembarco de tropas estadounidenses en la Isla y la infamia del Tratado de París, que dejó fuera a los mambises.

Tras la retirada del gobierno español, los marines mantuvieron la ocupación militar y para hacer más creíble la obra teatral, el gobernador militar norteamericano en Cuba, Leonard Wood, convocó a elecciones para redactar la Constitución de la nueva República.

La Carta Magna aprobada contó de un Preámbulo, 115 artículos, 14 títulos y siete disposiciones transitorias.

En su primer artículo definió que «el pueblo de Cuba se constituye en Estado independiente y soberano, y adopta, como forma de gobierno, la República». Asimismo estableció el estado laico, y la libertad religiosa.

Sin embargo, el gobierno yanqui impuso la Enmienda Platt bajo la amenaza de la ocupación permanente del territorio por el ejército interventor.

Vigente hasta 1940, la del 1901 más que para asegurar la soberanía de Cuba implantó por todas las vías posibles la supremacía de los intereses económicos de Estados Unidos, redujo a los cubanos al estado más degradante y convirtió el país en un inmenso casino.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Aljibes y pozos, una tradición para garantizar el agua

Tania Ramirez

Fidel Castro, una vida de lucha por la paz

Tania Ramirez

Patria, guía del periodismo cubano

Tania Ramirez

Enviar Comentario


− 7 = dos