La culpa del bache del Onceno Festival
Así luce el "conocido" bache del Onceno Festival. (TIEMPO21 FOTOS/Angeluis)

La culpa del bache del Onceno Festival

Las Tunas.- Hace casi dos años, un hueco conocido como el bache del Onceno Festival porque pasa por un costado del centro estudiantil que lleva ese nombre en la capital de Las Tunas, gana espacio hasta abarcar ya más de 60 metros de longitud.

Del lado allá hay varias instituciones socioeconómicas importantes como la Unidad de Logística y Flete de la Empresa Provincial de Transporte, donde se modifican las guaguas y otros carros que funcionan como ambulancias, sin dudas una de las grandes proezas de estos tiempos.

Para José Agustín Díaz García, jefe del taller y al frente de los innovadores que prácticamente no descansan haciendo hasta lo imposible para resolver un problema tan mayúsculo como el traslado de enfermos de la Covid 19, nada justifica la permanencia del bache.

“Es inadmisible que en tantos meses no hayan podido aunque sea rellenarlo, incluso cuando a escasos metros de distancia se trabaja con material rocoso en la reparación de la circunvalación sur”.

Hay un tramo que ya esta tan profundo que cuando llueve no pueden pasar vehículos ligeros porque el agua le llega al motor, advirtió el joven Michel García.

Por ser el chofer de la camioneta marca Aro encargada de buscar donde sea los recursos necesarios para hacer las guaguas-ambulancias, a él no le queda otro remedio que pasar muchas veces por el lugar.

Porque lo sufre todos los días en carne propia se sensibiliza con  los conductores de Cubataxis a quienes ya le resulta imposible llegar hasta la  base, dejan sus autos parqueados afuera y entran a pie”.

El bache del Onceno Festival entorpece también el avance de ómnibus escolares, camiones de la Unidad Empresarial de Base distribuidora de alimentos a la población, la Empresa de Frutas Selectas, Recursos Hidráulicos y medios de transporte de otros muchos establecimientos.

Eliminarlo además de evitar las roturas y el desgaste de piezas, reportaría otros beneficios como el ahorro combustible que se consume en los tres kilómetros y medio de más, que se ven obligados a recorrer en cada viaje por culpa de este estorbo que, hace casi dos años, está atravesado en uno de los  caminos más transitados de Las Tunas.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

¿Misión imposible? La ilusión de los pobladores del Puerto de Manatí

Miguel Díaz Nápoles

Huellas en el fango

Miguel Díaz Nápoles

Cajeros automáticos y comercio electrónico, asignatura pendiente en Las Tunas

Miguel Díaz Nápoles

1 comentario

Avatar
Jge 15 de septiembre de 2021 at 17:44

El problema de viales en Las Tunas, como en otras partes de la geografía nacional, es gritante. El centro de la ciudad está lindo y se ha hecho y gastado cualquier cantidad de recursos, lo que de cierta manera considero loable, lo que si es triste es ver como en décadas no se han destinado recursos a los barrios. Recientemente hemos visto en los medios nacionales, los recorridos y arreglos que se están haciendo a nivel nacional en los barrios, como también ocurrió hace muy poco en el Rpto México de nuestra ciudad, pero sería muy bueno que visiten La Loma, el Aguilera, Los Pinos, Buena Vista, donde no hay calles y sí callejones difíciles de transitar. Saludos

Respuesta

Escribir Comentario