Eduardo Brito: En la oscuridad de Italia, un beso y la pasión para salvarla
Eduardo Brito sabe de la utilidad de la virtud, salvarnos todos porque somos la misma humanidad. (FOTO/Cortesía del entrevistado)
Tuneros por el mundo

Eduardo Brito: en la oscuridad de Italia, un beso y la pasión para salvarla

Más de ocho mil kilómetros separan a Eduardo Brito de su casa, en la ciudad de Las Tunas, donde reside con su esposa e hijos; porque en sólo cuestión de horas, el nuevo coronavirus, lo llevó hasta la ciudad de Crema, en Lombardía, Italia.

En la región italiana más afectada por la enfermedad, 35 médicos y enfermeros cubanos batallan cara a cara con la muerte, que ya contabiliza más de tres mil vidas cobradas, sólo en Lombardía.

Eduardo ya estuvo combatiendo el ébola, otro padecimiento altamente infeccioso y contagioso, que si bien sirvió de rigurosa preparación, no ahuyenta los temores de este virus que ha desplazado las bellas catedrales góticas y barrocas de Crema para situar hospitales de campaña.

Escuche a Eduardo, desde Lombardía:

Ir a descargar

El panorama es desolador, describe Eduardo en franco diálogo vía Messenger, el elevado flujo de pacientes obliga a largas e intensas jornadas, y aunque los cubanos laboran en un hospital de campaña, allí disponen de todos los recursos necesarios para su autocuidado.

Ante lo que el Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, ha definido como las horas más oscuras de esa nación europea, Eduardo refiere que varios pacientes ya han salido de alta médica, y eso es una clara señal de esperanza.

Duros días le tocan enfrentar a este tunero, que habitualmente se desempeña como enfermero especialista en cuidados intensivos en el servicio de hemodiálisis del Hospital General Docente Doctor Ernesto Guevara de la Serna, principal centro asistencial de Las Tunas.

En sus hombros, Eduardo carga la valentía del miedo de la humanidad ante el enemigo invisible, es un Quijote en tiempos modernos, sí, acusado de loco por enfrentar molinos que se yerguen allende los mares, porque sabe que compartimos un denominador común, la humanidad.

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Cazador de fortunas contra la COVID-19 en Perú desmiente campaña denigrante hacia médicos cubanos

Danielle Laurencio Gómez /ACN

El Checo o Makori, un médico de Las Tunas en Kenia

Danielle Laurencio Gómez /ACN

Olia, doctora tunera en el Reino de Arabia Saudita

Yenima Díaz Velázquez

Enviar Comentario


9 − = cinco