«El tabaco parece un tulipán»
Gente

Lo que sucede con el tabaco es algo mágico, te enamora

Las Tunas.- Hace 16 años, Walter Fernández y su papá, solicitaron tierras con el objetivo de criar cerdos; por aquel entonces era común la entrega de tierras por la Ley 377, con el fin de priorizar en la provincia la siembra de tabaco, y casi por obligación, tuvo que comenzar con este cultivo.

«Lo que sucede con el tabaco es algo mágico, te enamora. Creo que todos los hombres que siembran tabaco están enamorados de él.

«Cuando lo miras, por la noche, durmiendo en su vega, es como si contemplaras a una flor, específicamente a un tulipán.

«Entonces lo que comenzó casi por obligación, me deslumbró de tal forma que hoy me resulta imposible salir de él».

Como regalo de la vida, a este placer que experimentaba Walter se le unió la llegada de un pinareño extraviado en busca de trabajo. Y, conocedor de la plantación como de la palma de su mano, se volvió su mano derecha.

Juntos han experimentado acciones que aún no están difundidas por la provincia de manera general, como la siembra de tabaco tapado.

«Aquí hemos echado semillero, sembrado tabaco al sol y estamos incursionando en el tabaco tapado. Todo va muy bien. Fermentamos el tabaco aquí mismo en la finca.

«Inicialmente teníamos dos hectáreas sembradas de tabaco; pero por sucesos ajenos a nuestra voluntad perdimos casi una completa. Con lo que tenemos llegamos a producir hasta 25 quintales, y esperamos este año tener un 30 por ciento de capas, vamos a ver qué pasa».

Walter, profesor de profesión y devenido de familia campesina, considera que el sembrado del tabaco es uno de los más complicados de realizar.

«Desde que tiras la semilla tienes que estar constantemente echándole agua; con sumo cuidado y atención porque a veces hay que echarle todos los días y en otras ocasiones suspenderla.

«Despúes que obtienes la postura, de alrededor de 15 centímetros de longitud, se planta y lleva tape palito, aporque y riego en dependencia del suelo.

«Se desbotona a la caja o a la semicaja, porque de lo contrario puede perder grasa, textura… propiedades de manera general; luego echa un número de hijos que no puede pasar de los cinco centímetros de longitud.

«La recolección de las hojas, la cura y la fermentación en los pilones se hace por piso foliar, en el caso del tabaco tapado.

«Si violas el más mínimo proceso atentas contra la cosecha».

Para Walter Fernández nada es más hermoso que el trabajo en el campo; ni siquiera vivir en un país del primer mundo.

Perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios 35 Aniversario en la localidad de La Veguita, aparte del tabaco, tiene en la finca crianza de ovejos y vacas, y sembrados de maíz, melón, coco, frijol y mango.

/nre/

 Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Los frutos de una finca orgánica

Madiba, amo de su destino, capitán de su alma

Salvador Vidaña, veinte años sin accidentes en la vía

Edelmis Cruz Rodríguez

Enviar Comentario


6 − tres =