Trabajadores de Gastronomía debaten sobre derechos, deberes y garantías ciudadanas
El Proyecto de Constitución es debatido en detalle por todo el pueblo.
  • Portada
  • #HacemosCuba
  • Trabajadores de Gastronomía debaten sobre derechos, deberes y garantías ciudadanas
#HacemosCuba

Trabajadores de Gastronomía debaten sobre derechos, deberes y garantías ciudadanas

Las Tunas.- Profesionales de diversos sectores de la sociedad intercambian por estos días en la oriental provincia de Las Tunas acerca de los diferentes temas que propone el Proyecto de Constitución de la República de Cuba.

Los trabajadores de la Empresa Municipal de Gastronomía, que realizaron la consulta del Proyecto, ponderaron el articulado sobre el derecho a la igualdad, relacionado con la imposibilidad de discriminar por género, orientación sexual, discapacidad u otras causas que atentan contra la dignidad.

Yasmani Velázquez, trabajador del restaurante 2007, manifestó que la diversidad de alternativas ciudadanas expresada en el Proyecto pone contra la pared a los enemigos de la Revolución y al poder mediático en Occidente, empeñados en emplazar a Cuba por supuesta violación de las libertades individuales.

Mientras, Carmen Pérez Tamayo, diputada al Parlamento cubano, afirmó su conformidad con los párrafos del 147 al 149 que aparecen registrados en el Título IV sobre los derechos de la mujer.

En ese sentido destacó que la Revolución ha propiciado el crecimiento espiritual y profesional de las féminas y una muestra es que en Las Tunas hay un grupo importante que se encuentra en puestos decisorios.

Otros profesionales comentaron sobre el salario y la correspondencia con la actividad que se realiza y la superación que también debe ser remunerada. En específico Osmany Aguilera Pérez, administrador del restaurante El Colonial, llamó a dejar bien claro en la nueva Carta Magna que el papel de la familia en la educación de los hijos debe ser un deber y no dejarlo todo a las escuelas y los docentes.

Asimismo, Aguilera Pérez dijo con respecto al artículo 68 y el matrimonio entre dos personas del mismo sexo que lo que debe existir es el derecho a elegir, que puedan o no casarse, porque habrá personas que no quieran hacerlo, pero por elección, no por impedimento, y que eso en nada lesiona los derechos de las demás personas con una orientación sexual diferente.

Hasta el 15 de noviembre instituciones, barrios y localidades de toda Cuba están inmersos en un proceso de debate en el que cada ciudadano tiene la oportunidad de decidir por su futuro y el de la patria.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Reconocen en Las Tunas a protagonistas del proceso de consulta del Proyecto de Constitución

Yami Montoya

Concluye en Cuba consulta popular sobre proyecto de Constitución

Redacción Tiempo21

Nueva Constitución cubana, todas las voces cuentan

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


× ocho = 64