El pensamiento martiano en América Latina
Lecturas

Conociendo a Martí

Martí, José Martí, Apóstol, Cuba, calle Paula, La Habana
José Martí.

Sepan todos que en el aula
con mi maestra aprendí
que el niño José Martí
nació en la calle Paula.

Un 28 de enero
vio la luz ese gran hombre.
Hoy bien alto está su nombre,
el nombre que yo más quiero.

A varios años de escritos, todavía recuerdo estos versos que una vez como pionera dediqué al más universal de los cubanos, al hombre que conocemos por su alma, por su espíritu.

No había tema del que hablara mi maestra en el que no ameritara recurrir a Martí para enseñarnos, porque el Apóstol de la independencia de Cuba habló de todo, sabía de todo, pensaba en todo como el visionario de Cuba, que lo fue.

América, su patria fue
de españoles dominada,
humillada y ultrajada,
por lo que luchó con fe.

Unió a todos los cubanos
a luchar en un Partido,
el que siempre hemos tenido
por ser Partido martiano.

Tú fuiste la inspiración
de Fidel en el Moncada,
de nuestra lucha armada,
de nuestra Revolución.

Como todo niño no me conformaba con lo que leía y escuchaba de Martí, y esos pasos me llevaron hasta su humilde casita en la calle Paula, en La Habana.

Allí me adentré en su vida, lo imaginé acariciando a sus hermanas, pensar y escribir sobre el rumbo de Cuba. Allí comprobé con mis propios ojos la veracidad de mi maestra cuando me decía que Martí era extraordinario. Allí me hice martiana.

Por una bala mortal,
El 19 de mayo
caíste de tu caballo,
pero quedaste inmortal.

Hoy no hablamos de tu muerte
porque tu obra está viva;
y no hay niño que no diga:
Martí, ¡yo quiero quererte!

En el año del 165 aniversario de su natalicio, el pueblo seguirá pensando a Martí, como el ejemplo, como el amigo sincero, como el Maestro.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


+ 8 = catorce