martes, enero 31, 2023
InicioEspecialesRetrato de Camilo

Retrato de Camilo

Alguna vez en una carta a su amigo José Antonio Pérez, a propósito del golpe de Estado de Fulgencio Batista, Camilo Cienfuegos escribió:

[penci_blockquote style=»style-2″ align=»none» author=»»]Mi único deseo, mi única ambición es ir a Cuba a estar en las primeras líneas cuando se combata por el rescate de la libertad y la hombría. Es imposible para mí permanecer alejado de los problemas. Cuba en estas horas negras, necesita de cada ciudadano, de cada hombre, su mayor esfuerzo; el mío fue, es y será pequeño, pero será íntegro para ella.[/penci_blockquote]

Quien escribía estaba lejos de la Patria, tendría entonces apenas 21 años de edad y enfrentaba los rigores típicos en la vida del emigrante; de esas vicisitudes contaba a familiares y amigos desde los Estados Unidos. Con un tono jocoso y peculiar, en un juego muy suyo de palabras, las cartas mezclaban el inglés y el español, a veces incluso otros idiomas.

[penci_blockquote style=»style-2″ align=»none» author=»»]Yo estoy very good and ustedes (…) Capito tue parla italiano (…) Gente, no se me pueden quejar, pues les escribo en 16 idiomas, en esta corrida me convierto en un delegado de la ONU.[/penci_blockquote]

 Las rúbricas las firmaba unas veces como kmilo y en otras oportunidades como Kamilo 100fuegos. Como en un guiño de complicidad, la vida, el tiempo, el rigor de ser consecuente consigo mismo le fue dictando a aquel retoño de Lawton una manera de sentir, de pensar y de actuar. Muy pronto en la vida, el hijo de José Ramón Cienfuegos y Emilia Gorriarán sentiría en su pecho latir el dolor de la Patria. En una carta fechada 13 de septiembre de 1956 expone:

[penci_blockquote style=»style-2″ align=»none» author=»»]A mi modo de ver las cosas, hay un solo camino digno de terminar la situación actual, y con sus responsables seguir la causa de Fidel (…) Fidel afirmó que este año seremos libres o él morirá. Yo desde hace rato estoy con él, me lo había jurado y lo cumpliré.[/penci_blockquote]

Delgado como siempre, las imágenes de esa etapa en Estados Unidos nos devuelven un joven distinto a la legendaria estampa guerrillera de sombrero alón y melena suelta, hermosa por demás. Esa visión desenfadada y rebelde que tantos cubanos sentimos parte de nuestros afectos, pareciera preceder a los estandartes de rebeldía juvenil en muchas partes del mundo; y está íntimamente ligada a la niñez de cada cubano.

[penci_blockquote style=»style-3″ align=»none» author=»»]Lea también: La Luz de la Memoria: Camilo Cienfuegos fue fundador del ICAIC (+Podcast)[/penci_blockquote]

¡Pudiéramos decir tanto y tanto del Señor de la Vanguardia! Y habremos de hacerlo, habremos de contar a nuestros descendientes del niño que cazaba mariposas, que ahorró el dinero de su merienda y lo donó a los pequeños huérfanos de la Guerra Civil Española, que amaba la pelota y jugó voleibol, nadó, montó bicicleta y acompañó los restos del líder obrero Jesús Menéndez o ante el cuartelazo del 10 de marzo acudió al llamado de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en defensa de la Constitución…Tendremos que decirles del joven combatiente capaz de obtener una confesión usando un esfigmomanómetro como detector de mentiras, del bromista aun en momentos de tensión, del audaz invasor, del Comandante del Ejército Rebelde con los bolsillos llenos de papelitos con inquietudes de la población… del héroe, del compromiso con Fidel y, más aún, con Cuba.

[penci_blockquote style=»style-3″ align=»none» author=»»]Lea también: Camilo Cienfuegos: Anécdotas de un hombre legendario (+Fotos, Video y Libro para descargar)[/penci_blockquote]

Y es que aquel mozo de 27 años tenía el don de imantar con su palabra, su jovialidad, criollez y sencillez de pueblo. Así lo quisimos y los admiramos, así lo buscamos con angustia desde aquel día gris en el cual desapareció dejando un rastro de tristeza y admiración perpetuadas por décadas.

A Cuba, octubre le estremece las entrañas; en esa siembra de fechas dolorosas llegamos al 28 de este mes, un día que hemos llenado de flores y caricias al mar para recordar lo querido y arrebatado; para dar fe de nuestro eterno agradecimiento.

[penci_blockquote style=»style-3″ align=»none» author=»»]Lea también: Camilo Cienfuegos y la mayor manera de ser humano[/penci_blockquote]

De una u otra manera, de tantas formas, volveremos, año tras año a rendir honores al Héroe de Yaguajay. Como nosotros antes, hoy y mañana, los hijos del futuro depositarán al mar su flor, ofrenda de amor y de compromiso permanente en este andar por Cuba donde, sin dudas, hay muchos Camilos.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Radio Victoria en Vivo

Últimas Noticias