El IPVCE, un sitio de pedagogos de huella imborrable

1
1
Preservan estudiantes de Las Tunas valores patrióticos
Los estudiantes se preparan intensament con vistas a los exámenes de ingreso a la educación superior. (FOTO/De la autora)

Alegría, juventud, el buen casino, las horas de estudio, las guardias, el susto ante un examen o una nota, los amigos, la pedagogía del amor… innumerables sentimientos vienen a la mente cuando se piensa en el Instituto Pre Universitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Luis Urquiza Jorge, de Las Tunas. En este sitio confluyen, desde hace medio siglo, memorias y sentimientos de miles de egresados que, dentro y fuera de las fronteras nacionales, no olvidan a la escuela que les formó.

El IPVCE, un sitio de pedagogos de huella imborrable
El profe Maceo (primero de izquiera a derecha), junto a un grupo de estudiantes del IPVCE.

En septiembre de 1971 abrió sus puertas el centro que se llamaría “Luis Urquiza Jorge”, en honor al jovencito revolucionario que murió con tan solo 19 años. Surgió a golpe de voluntad y empeño y hasta el día de hoy está grabado en la memoria de cada uno de sus graduados. En su condición de Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas (Ipvce) suman 33 calendarios, los cuales registran el esfuerzo y talento de estudiantes y profesores que abrieron los caminos al desarrollo local y nacional, incluso allende los mares.

[penci_blockquote style=”style-3″ align=”none” author=””]Lea también: Maribel Vázquez: El Ipvce ha sido una fortaleza para la formación de valores y académica de los estudiantes[/penci_blockquote]

El IPVCE, un sitio de pedagogos de huella imborrable
El Profe Vargas.

Ha habido espacio allí, para crear y moldear el futuro, para las artes, el deporte, la amistad… para una adolescencia –juventud ávida de conocimiento y experiencias-. Como suele suceder, la historia de esta institución no puede contarse sin la de sus maestros: Vargas, Albertico, Frank, Maribel, Margarita Céspedes, Serafín,  Guevara, el”Chino”, Frank Sánchez, Amauri del Río, Maceo, Carbonell… y tantísimos otros, especiales e inolvidables.

Hoy, Tiempo21 les acerca a la historia de vida de Antonio Vargas, profesor de biología y Roberto Gregorio García, más conocido como Maceo, educador en la asignatura de Matemática; ambos integrantes de una constelación de pedagogos estrellas que a lo largo de décadas han dejado una estela de amor en sus alumnos.

En audio el testimonio de Antonio Vargas:

En audio el testimonio de Roberto Gregorio García (Profe Maceo):

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre