Génesis del boxeo en Victoria de Las Tunas

El boxeo tiene sus orígenes en la comunidad primitiva; desde esa época, se emplean los puños como forma de defensa, cientos de años después se convierte en práctica deportiva. Hasta el siglo XVIII se le denomina pugilato, periodo en el cual comienza a emplearse en Inglaterra el término boxeo, que significa golpear y se distingue de las disputas callejeras. A finales del siglo XIX se extiende a los Estados Unidos y con posterioridad a las Américas.

En el año 1908, el boxeo aficionado se convierte en deporte olímpico, dos años después, se introduce en Cuba por el chileno John Budinich, quien hacía carrera pugilística en los Estados Unidos y funda, en 1912, la primera academia de este deporte en La Habana. Durante este tiempo, las peleas del boxeo profesional no tenían buena acogida en Cuba por la falta de pompa y fanfarrea, sobre todo, un público con capacidad de pago. A partir de 1916 inician las giras boxísticas hacia el interior del país.

El ambiente boxístico llena de esperanzas y oportunidades a muchos que “sin pensarlo” se lanzan a probar fortuna. El inmigrante sanvicentino, Teófilo Stévenson Pearson, se establece en la zona de Puerto Padre y decide probar suerte en las peleas como boxeador para buscarse algunos centavos, pero se percata a tiempo del peligro que entrañaba esa práctica y se retira.

Génesis del boxeo en Victoria de Las TunasA inicios de los años treinta aparece en la palestra Evelio Mustelier, uno de los grandes del boxeo profesional cubano, conocido como “Kid tunero”. Se da a conocer en la categoría semiprofesional y su primera victoria frente a uno de los grandes del mundo ocurrió en París, al vencer al campeón mundial Marcel Thil. En 1938 marcha a Sudamérica, donde realiza presentaciones en Argentina, Uruguay, Chile y Perú, luego regresa a Cuba y efectúa varias peleas en la Habana. En su momento de esplendor, venció a los titulares: Anton Christophoridis, Ken Overlin y Ezzard Charles.

Por esta época el boxeo en Las Tunas era episódico. Según Juan Emilio Batista, periodista e historiador del deporte local, el boxeo tuvo sus inicios en el territorio gracias a la gestión del fotógrafo Lara, quien lo practicaba. Con posterioridad, se desarrollan encuentros en los antiguos teatro “Cucalambé” y “Capitolio”, este último calificado como el Coliseo tunero. Las entradas tenían un valor de 20 centavos y asistían a los espectáculos de 300 a 400 personas. Los premios a los pugilistas consistían en el pago de 3 o 4 pesos por cada pelea.

Las posibilidades de un desarrollo deportivo en el contexto tunero, y menos en estas circunstancias, eran casi imposibles, algunas personas tenían áreas rudimentarias en el patio de sus casas. La prensa local, “El Eco de Tunas”, no difundía este tipo de acontecimiento, debido a los criterios repulsivos de algunas personas.

Génesis del boxeo en Victoria de Las Tunas

A principios de los años 40 y parte de los 50, las actividades boxísticas en Las Tunas se desarrollan en la antigua valla de gallos, ubicada en la calle Lora, entre Francisco Vega y Julián Santana. Con posterioridad, se establece en el “Club Gallístico”, frente al espacio que hoy ocupa el edificio conocido como 12 plantas. También se establece en la ciudad un ring portátil, al que nombran Evelio Mustelier, en honor al  reconocido púgil.

En el patio de la dulcería La Crema, existía otro ring; en este, peleaba Patiño, hermano del dueño de la dulcería y otros boxeadores locales. Avensindado en esta ciudad, surge el ídolo santiaguero Alberto Castillo, quien fuera además, compañero de Kid Chocolate. Castillo llegó a ser campeón en el sur de los Estados Unidos.

En estas áreas combaten una treintena de boxeadores entre ellos: el sastre y músico, Félix Gutiérrez, Meriño, Estrada, hijo del popular Pompa Castillo, Kid Sono, Giraldo González, los hermanos Rosales, los nombrados: “Pantera”, “León” y “La Fiera”, Kid Puerto Rico, Kid Cantinflas, el mellizo de Manatí, Ángel “Píhua” Sánchez; este último, campeón nacional, considerado el más estilista. También se destacan los célebres Macana, Liborio Palitroque, los hermanos Mario y Jesús Hechemendía, de esta familia nació el actual campeón Damián Austin Hechemendía.

Algunas asociaciones de la ciudad como: el Liceo y la Colonia Española patrocinan las peleas tal como se realizaba en el occidente del país; así mismo, algunos comerciantes y colonos. El auge deportivo motivó la apertura de una pequeña fábrica donde se confeccionaban guantes de pelota y boxeo en la década de los años 40, ubicada en la calle Maceo, esquina Lico Cruz. Con posterioridad, se establece una tienda de equipos deportivos en la calle Vicente García.

Génesis del boxeo en Victoria de Las TunasSegún Juan Emilio Batista, promotor de boxeo en su barrio en los años 40 y 50, en disímiles sitios, en las tardes, se efectuaban carteles de cuatro o cinco peleas, en cuadriláteros improvisados, con la participación de muchachos de los actuales repartos de Casa Piedra, Buenavista, Sosa y del centro citadino. En aquel entonces “el ring” se delimitaba por cuatro líneas de cenizas y algunos pedazos de soga, las peleas se efectuaban con guantes pesados y no existía uniformidad en las ropas y el calzado era inapropiado.

En aquella época, el boxeo profesional en Las Tunas constituyó parte del disfrute en la población urbana y una fuente proporcionadora de ganancias a sus promotores, pero también condujo a la depauperación de muchas familias, pues la violencia desmedida en su práctica, conllevó a numerosos accidentes y alteraciones cerebrales que influyeron en la conducta de varios pugilistas.

Aquellas primeras generaciones de boxeadores, sumidas en la violencia y tristeza, justifica no reeditar el pasado y seguir escribiendo páginas de gloria desde la simiente deportiva, que nos han legado personalidades como Teófilo Stevenson, Omar Santiesteban, José Gómez Mustelier, Damián Austin, y otros tuneros, que han puesto en lo más alto de la honra la escuela cubana de boxeo.

Bibliografía

Montero Quesada, José Guillermo. Historia del boxeo en Victoria de Las Tunas durante la República neocolonial. EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires – Año 19 – Nº 194 – Julio de 2014. http://www.efdeportes.com/

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Antecedentes e inicios de la esgrima deportiva en Las Tunas

José Guillermo Montero Quesada

Orígenes del aikido en Las Tunas

José Guillermo Montero Quesada

Inicios del béisbol en Las Tunas 1898-1911

José Guillermo Montero Quesada

2 comentarios

Avatar
Rosa Elena Leyva Frómeta 19 de julio de 2021 at 15:46

Que interesante y necesario son estos trabajos de historia del deporte en Las Tunas. Mediante ellos puede comprenderse mejor de dónde venimos ¡eso es identidad!

Respuesta
Avatar
redigital 21 de julio de 2021 at 10:09

Gracias Rosa Elena, cada domingo publicamos un artículo sobre la historia del deporte en Las Tunas, relacionado con el surgimiento de las diferentes especialidades aquí, gracias a la colaboración del historiador José Guillermo Montero. Síganos y ayúdenos a compartir el contenido.

Respuesta

Escribir Comentario