¿Burocratismo para producir alimentos?
El horno está listo para producir alimentos destinados a la población de la ciudad de Las Tunas y Becerra. (FOTOS del autor).

¿Burocratismo para producir alimentos?

La producción de alimentos por todas las vías posibles debe ser una de las proyecciones de las entidades con posibilidades para lograrlo, lejos de trabas y el burocratismo que entorpecen y frenan muchos de los planes para beneficiar a la población.

En la Cooperativa de Producción Agropecuaria Calixto Sarduy, de la comunidad de Becerra, en el municipio de Las Tunas, su vicepresidente, Delio Piñeiro Hidalgo, explica lo que pasa ahora mismo con un horno hecho en la minindustria para la producción de paniqueques y otros alimentos.

«Hoy la minindustria nuestra se encuentra trabajando con la pulpa de tamarindo, una fruta que nosotros cosechamos y se comercializa con la gastronomía del poblado y a la de la ciudad de Las Tunas. Ya los ingresos de este mes van a superar los 25 mil pesos de esas producciones, además hemos hecho puré de tomate.

¿Burocratismo para producir alimentos?
Delio Piñeiro Hidalgo, vicepresidente de la cooperativa Calixto Sarduy, de Becerra.

«Ahora, dónde esta minindustria pudiera producir más alimentos, con el horno que hicimos en el que pudiéramos estar haciendo alrededor de tres mil paniqueques cada día, con harina de yuca y un poquito de harina de trigo que se requiere, así como con un pequeño volumen de azúcar y no ha habido manera que eso le llegue a la cooperativa. Se han comprometido con nosotros varias veces, pero no ha sido posible que esos insumos nos lleguen.

En audio

«También pudiéramos estar produciendo el tostón precocido, tenemos la materia prima para ello. Ya tenemos hechos los contratos con el comercio y la gastronomía del municipio de Las Tunas. Por ejemplo los paniqueques serían unos dos mil para la ciudad de Las Tunas y los otros mil para la comunidad, y eso sería otra opción de un producto que tiene demanda. Esto lo hemos visto con el Consejo Popular, con directivos que han visitado la cooperativa pero no hay solución».

Las declaraciones del vicepresidente de la cooperativa Delio Piñeiro Hidalgo han sido claras: ya tienen los contratos firmados con comercio y gastronomía en el municipio de Las Tunas y aunque han hecho todas las gestiones para que les suministren la materia prima no lo han logrado, aunque tampoco nadie le ofrece un argumento convincente ante la demora que ya se torna larga.

El hecho de que ese horno puede producir alrededor de 90 mil paniqueques en un mes, de los cuales dos mil serían para la ciudad de Las Tunas y mil para Becerra, diariamente, es una razón para tenerlo en cuenta y priorizar el empeño, por la demanda que tiene este alimento que, sin embargo, requiere de pocos niveles de harina de trigo y azúcar para su confección.

¿Por qué no se le da una respuesta convincente a la dirección de la cooperativa Calixto Sarduy? Es algo que no se explica, como dice su vicepresidente Delio Piñeiro Hidalgo.

El presidente cubano Miguel Díaz Canel, en un encuentro con productores agropecuarios y científicos -hace solo unas horas- insistía en la prioridad de implementar las medidas aprobadas, producir, comercializar y continuar en el empeño de satisfacer a la población, para crecer, avanzar, perfeccionar y, como siempre, vencer.

En ese contexto el mandatario explicó que una de las metas a corto plazo es tener más alimentos, sobre el concepto de abrir todo lo que favorezca a los campesinos, estimule la producción, eliminar trabas y que el pueblo vea los beneficios y resaltó la confianza en los productores y en la empresa estatal, así como en el sector cooperativo y en los agricultores en sentido general.

Y entonces, ¿por qué no se aprueban los pequeños niveles de azúcar y harina de trigo para elaborar alimentos en el horno de esa minindustria? ¿Por qué no se atiende este caso con la prioridad que requiere por parte de los responsables de este asunto?

Producir alimentos con nuestros propios esfuerzos es una tarea de primer orden, y eso depende de todos para contribuir a la seguridad alimentaria del país. La dirección de la cooperativa de producción agropecuaria Calixto Sarduy espera una respuesta.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

¡¿Llegamos a la normalidad?!

Miguel Díaz Nápoles

¿Es tan difícil establecer el precio para vender agua purificada en Las Tunas?

Esnilda Romero Mañas

La venta de combustible en Las Tunas, las trabas de la discordia

Esnilda Romero Mañas

4 comentarios

Avatar
Juan Manresa 28 de abril de 2021 at 11:48

Excelente artículo que no debe quedar solamente en la noticia, debe llegar hasta el responsable del problema, con la respuesta adecuada ante dichos reclamos de la cooperativa. El periodismo revolucionario mucho puede contribuir a la solución de nuestras dificultades y deficiencias administrativas.

Respuesta
Avatar
Miguel Díaz Nápoles 28 de abril de 2021 at 15:26

Gracias por su comentario Juan. Es cierto lo que dice de nuestra prensa, tenemos el deber de denunciar lo mal hecho para que se resuelvan los problemas que dependen de la acción de los hombres. En este caso todo pasa por el burocratismo y la falta de interés ante una situación sensible como lo es la alimentación de la población.

Respuesta
Avatar
Jge 28 de abril de 2021 at 21:13

Felicitaciones Miguel por este artículo. Es hora de llamar las cosas por sus nombres. Estamos acostumbrados a ver las culpas de terceros sin mirarnos a nosotros mismos. Pienso que las cosas mejoren cuando seamos capaces de reconocer nuestros propios problemas y enfrentarlos sin justificaciones. Qué falta para resolver el problema en la Cooperativa? Creo que gestiones, no por los encargados de esta organización de marras quienes las han hecho y sí por los responsables de ver dónde realmente existen las condiciones para producir. Saludos

Respuesta
Avatar
Miguel Díaz Nápoles 28 de abril de 2021 at 23:40

Gracias Jge. Soy de la opinión de que siempre que las cosas se llamen por su nombre no habrá lugar a las divagaciones ni a las malas interpretaciones. Hay que poner en práctica en concepto de Fidel:. cambiar lo que haya de ser cambiado, y emanciparnos por nosotros mismos. Si los compañeros de la cooperativa hicieron el horno como parte de la minindustria para producir más alimentos, por qué no garantizarles los pequeños volúmenes de harina de trigo y azúcar que incluso le garantizan a los privados, al decir de Delio el vicepresidente de la CPA. Las trabas y el burocratismo hay que volarlos en pedazo para avanzar más todos los dìas. Nuevamente gracias.

Respuesta

Escribir Comentario