Alicia, la orquídea del patio
Alicia y Smith, en una tarde memorable. (FOTO /Cortesía del entrevistado).

Alicia, la orquídea del patio

Jorge Smith no puede evitar que una lágrima se aventure detrás de los marcos de sus espejuelos. No trata de disimularla, porque «es muy duro que haya muerto Alicia», y no se apena por enseñar el sentimiento que ahora lo conmueve.

Habla de Alicia Alonso como quien habla de una madre, porque amiga entrañable lo fue, y gratis, como quien dice, porque la diva del ballet mundial era muy exquisita para escoger a sus amistades, y con esa misma exquisitez se hizo dueña de la amistad de Smith, que hoy llora su ausencia.

Estamos sentados en el bello y acogedor patio de su casa, en el mismo lugar donde se sentó una tarde cualquiera con la Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba, arrimado a ella, muy cerca, como hablándose al oído, conspirando y mostrando la química que surgió entre ellos desde el primer día que ella vino a Las Tunas y él la recibió como el director del Teatro Tunas.

Fue un hecho inédito porque Alicia no era dada a visitar a sus amistades, más bien había que visitarla a ella por sus ocupaciones constantes, más que por su edad. Pero Smith le simpatizaba y le aceptó la invitación de ir a su hogar, donde la Diosa se sintió como en casa.

Aquella tarde memorable fue de historias, anécdotas, risas, complicidad, de comer dulces, tamales en cazuela, y de regalarle aquella bella orquídea que dejó sin palabras a la Diva. Fue, en fin, un día que dejó una impronta en Alicia y Smith, pero más allá, en la historia de la cultura en Las Tunas.

En video

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Cuba, de Patria o Muerte

Los ojos de Chávez, siempre

Miguel Díaz Nápoles

La FEU, 98 diciembres después

Claudia Pérez Navarro

3 comentarios

Avatar
leydiana 19 de octubre de 2019 at 10:59

Un hermoso trabajo. Más que la Alicia majestuosa, dueña de la fama internacional, aquí descubrimos a una mujer sencilla y humilde. Muchas personas hablarán sobre su grandeza profesional, pero contar una anécdota como esta, sin dudas, la inmortaliza aún más.

Respuesta
Avatar
Diego Palacio 5 de noviembre de 2019 at 08:26

Buen trabajo, de veras que si.

Respuesta
Avatar
Redacción Tiempo21 5 de noviembre de 2019 at 08:40

Gracias por su comentario.

Respuesta

Escribir Comentario