El fin esencial del humor

El fin esencial del humor

El humor llama la atención y a la vez entretiene. Abordar los pasajes de la vida a través de la parodia o la sátira, tiende a capturar con mayor eficacia a los públicos, porque casi siempre la risa es el antídoto para la realidad. Pero el fin inmediato del humor en tiempos de coronavirus, no es provocar carcajadas, es incitar a la reflexión “en serio”.

¿Y si el mundo entero sella su sonrisa con un nasobuco porque el planeta no está alegre por la forma en que lo hemos tratado? Entre los seres humanos no se han establecido relaciones justas y poco antes de esta pandemia no muchos habían reparado en el desequilibrio tan grande que nos rodea.

¿Y si el planeta llora cada vez que alguien sale de su casa sin la protección necesaria? Como si los huéspedes mayoritarios de esta casa grande, rompieran cada cuadro, cada pared que ellos mismos levantaron.

Imaginemos la cara del Covid-19 toda fea y arrugada, no como las fotos de intensos colores que aparecen en las redes. Quitémosle la corona entre todos y destronémoslo. Las grandes batallas dejan enseñanzas épicas.

Solo así un día todos podremos fundirnos en un abrazo verdadero, más allá de la Covid-19. Ese día en que estemos sanos de virus y maldades, el día en que la risa sea otra vez, el fin esencial del humor.

El fin esencial del humor

El fin esencial del humor

El fin esencial del humor

El fin esencial del humor

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Las Tunas, ciudad que desafía el tiempo

Tania Ramirez

Señora de 98 años recorre su país y el mundo con vitalidad: la Radio Cubana

redigital

Fidel, en la guía del triunfo

Raudel Rodríguez Aguilar

Escribir Comentario