Dificultades en dulcería La Violetica atentan contra un mejor servicio
La Violetica es una dulcería que solo funciona como punto de venta, (TIEMPO21 FOTOS /Rey Betancourt).
Plano detalle

Dificultades en dulcería La Violetica atentan contra un mejor servicio

Las Tunas.- Después de las acciones constructivas que recibió como parte del amplio plan inversionista en la provincia de Las Tunas en saludo al 26 de Julio, Día de la Rebeldía nacional, la dulcería La Violetica presta hoy servicios solo como punto de venta y no como una entidad productora y vendedora como se aspiró en un primer momento.

Ante las preocupaciones de la población sobre la calidad del servicio, Luis Marino Lucello Morales, administrador de esa unidad, cuyo local antes funcionaba como una óptica del Ministerio de Salud Pública, dialogó con Tiempo21 para explicar algunas situaciones de interés.

«Esta instalación recibió además de la reparación capital una adaptación de varios locales para ubicar en ellos equipamientos de última generación con los cuales elaborar dulces finos de primera calidad y venderlos a precios asequibles aquí mismo, esto no ha sido posible porque el Ministerio nuestro no ha podido suministrar el equipamiento por no estar esta inversión precisamente en el plan del organismo; ante tal coyuntura nuestra empresa provincial decidió que vendiéramos la repostería que se elabora en otra fábrica cercana a esta».

Dificultades en dulcería La Violetica atentan contra un mejor servicio
Luis Marino Lucello Morales, administrador de la unidad.

Agregó el administrativo que estos dulces no tienen la calidad máxima porque dicha fábrica conocida como Libertad trabaja con una tecnología de más de 30 años y tiene que asumir un amplio plan productivo para abastecer al consumo social, la gastronomía y la red de mercados de la ciudad.

Sobre la preocupación de algunos tuneros que se preguntan por qué no pasar al interior del local de venta más de dos personas de las que permanecen en la cola fuera de la unidad, plantea:

«En un inicio se diseñó pasar de cinco en cinco personas aunque el local tiene más capacidad pero hay normas establecidas por el control interno, entre ellas que cuando hay productos en exhibición se debe regular la cantidad de clientes en cualquiera de las instalaciones, no obstante, ya valoramos y decidimos que pasen 10 personas».

El administrador agregó que su colectivo es muy joven pero con muchos deseos de trabajar, el 90 por ciento es de nivel superior, pero con poco conocimiento sobre la actividad, y para superar esto ya realizan un curso con la Asociación culinaria con lo cual se preparan en varias materias sobre todo en la elaboración de repostería y en los propios servicios gastronómicos.

Puntualizó que próximamente deben iniciar la venta de conservas enlatadas a menores precios que en otras unidades de la red del comercio, cuya producción proviene de las mini fábricas de la empresa existentes en los ocho municipios de la provincia.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Un tamarindo peligroso

Esnilda Romero Maña

A esconderse que ahí viene la basura

Esnilda Romero Maña

En honor a la verdad: vale la pena una buena Esquina

Miguel Díaz Nápoles

1 comentario

Juan Manresa 24 septiembre, 2018 at 14:44

Es una lástima que con los recursos que se invierten y el esfuerzo que se realiza para inaugurar nuevas obras sociales para el pueblo existan después tantas deficiencias en el servicio que se presta y se dan justificaciones que poco convencen, como comenzaron con diez clientes en el mostrador, después pasaron a dos clientes y ahora accederan a diez.Que establece la norma de control interno ó todo esta sujeto a la decisión de una persona. La calidad del producto depende entonces de los años en explotación de la tegnología por lo tanto con dicho dictámen no se comerá dulces de calidad hasta tanto no exista equipamiento nuevo.

Respuesta

Enviar Comentario


− uno = 6