Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Abril de 2018
Home > Especiales > Lecturas > Leer a Martí para promover la lectura

Leer a Martí para promover la lectura

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Leer a Martí para promover la lectura

José Martí, Héroe Nacional de Cuba.

La Habana.- A José Martí (1853-1895) no sólo debemos tenerlo presente como el Apóstol de la independencia de Cuba y el luchador infatigable que ofrendó su vida, sino como el pensador visionario y el escritor exquisito, en cuyo pensamiento y expresiones literarias hay siempre alguna nueva enseñanza.

En sus Versos Sencillos, esos que aprendimos a recitar desde la primaria, predicó el amor patrio con su deseo expreso de tener en la tumba un ramo de flores y una bandera, o al prójimo, cuando escribió la cuarteta Con los pobres de la tierra/Quiero yo mi suerte echar/El arroyo de la sierra/Me complace más que el mar.

Pero desde mucho antes se forjaron sus ideales de justicia, pues siendo un niño vio a un esclavo colgado a un árbol, y juró lavar con su sangre el crimen; y en un memorable mensaje a su madre, en la foto enviada desde el presidio donde cumple condena, conmina a su progenitora a pensar que también, entre espinas, nacen flores.

Hermosas frases poéticas, bellos giros literarios, profundo pensamiento político, analíticos ensayos, narraciones, cartas y reportajes periodísticos, de todo se encuentra en la vasta producción del patriota cubano, recogida en los 27 tomos de la edición crítica de sus Obras Completas.

Beber de esa rica fuente debe resultar motivo más que suficiente para incentivar la lectura, sobre todo entre los más jóvenes, sin embargo, la mayoría soslaya este fructífero hábito, ante la avalancha de los medios audiovisuales, el correo electrónico, los juegos, teléfonos móviles y otros medios.

La lectura genera puentes para una comunicación enriquecedora, abre el acceso al mundo de las palabras, incita a la formulación de interrogantes, estimula la imaginación y la creatividad e invita a explorar la complejidad del mundo y de los seres humanos, como bien señaló en uno de sus artículos la doctora Graziella Pogolotti.

Aunque en Cuba existe la voluntad política de preservar el hábito de leer, lo que confirma la realización anual de la Feria Internacional del Libro y otros eventos, esa determinación debe traducirse en la implementación de prácticas concretas y sistemáticas, mediante la acción concertada de la educación, la cultura y los medios masivos de difusión.

Los que saben pensar no necesitan maestro, sentenció el filósofo hindú Mahatman Ghandi, pero la principal fuente para desarrollar ese pensamiento lógico sin el magisterio de otra persona está precisamente en las páginas de un buen libro, lo mismo en el campo de la literatura que de la ciencia, economía o cualquier otro.

Leer a Martí no puede ser una frase preestablecida para una campaña publicitaria o jornada conmemorativa, como la desarrollada en todo el país con motivo del aniversario 165 del natalicio del Héroe Nacional.

En todo caso, debería ser parte consustancial del quehacer cotidiano de todos los factores educacionales y culturales del archipiélago cubano, en el empeño por promover la lectura. (Manuel Valdés Paz/ACN)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos × 5 =