viernes, diciembre 2, 2022
InicioOpiniónLa noticia del SÍ

La noticia del SÍ

Como un niño que no quiere ir a la cama por la emoción del día o lo que sucederá en la próxima jornada, me fui a dormir, obligada por el cansancio y la incertidumbre, sin saber cuál era la respuesta: SÍ o NO.

Sabía que por más que las energías de tantos cubanos estuvieran en función del Referendo del Código de las Familias, no iba a tener noticias a la hora deseada, menos podría compartirlas con los oyentes de Radio Victoria, antes de las 10:00 pm como habíamos soñado.

El escrutinio, la revisión, el consenso de datos amerita cuidado y las cosas serias, se hacen con tiempo. Hoy, me levanté, revisé el móvil y lo primero que apareció en la pantalla fue la noticia del Sí.

Respiré hondo y tranquila, había ganado el amor. Una justa contienda que no cerró con diferencias extremas, 66.87 y 33.13, que demuestran la multiplicidad de opiniones que componen a la Cuba actual.

Por supuesto, no podía dejar de pensar en los defensores del NO, muchos de los cuales son mis compañeros, amigos, familiares y lo seguirán siendo en este y en todos los códigos que nos toque elegir. Así lo dejaba claro desde mis redes sociales.

Es cierto que, en esta vorágine desatada por el referendo del Código de las familias, esta Cuba fue cortada en dos pedazos, uno del SÍ y otro del NO, mejor dicho, la cortamos. Y en el futuro que nos aguarda estaremos todos, como miscelánea, unidos y revueltos, como siempre ha sido.

Hoy Cuba tiene un Código de las Familias nuevo, pero este día no es tan diferente al de ayer. La gente no saldrá desaforadamente a las calles a manifestar su nuevo status amoroso, no surgirá de ahora para ahorita una nueva estructura familiar, ningún niño se independizará de sus padres y mucho menos asumirá roles de animales como muchos, de imaginación prodigiosa, describieron en las redes.

Las leyes, en su mayoría, no vienen precisamente para imponer cambios a diestra y siniestra, vienen para acompañar cambios que ya han sucedido desde hace casi 5 décadas y que no tendrán retroceso.

Cada hogar, en su interior, puede funcionar armónicamente de mil maneras posibles, como siempre ha sido.  Lo único que no podrá suceder a partir de ahora es que en ese espacio que debe ser remanso de paz, se dañe al amor en cualquiera de sus variantes.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Radio Victoria en Vivo

Últimas Noticias