viernes, diciembre 2, 2022
InicioSociedadCódigo de las Familias, respaldo a la longevidad

Código de las Familias, respaldo a la longevidad

Las Tunas.- Al interior de muchas viviendas las personas con longevidad se convierten en el centro del cariño, la persona más trascendental para los nietos, esa que por sus amplias vivencias orientan para la formación de los más nuevos miembros del hogar.

Más la realidad no es igual para otros que no pueden ni descansar en el balance preferido porque molestan y les toca esperar su último día abrazados al maltrato psicológico en soledad.

Hoy el proyecto del nuevo Código de las Familias, protege a la ancianidad desde su articulado a raíz de las tendencias mundiales de indicadores como el envejecimiento poblacional, un concepto que sustenta el desarrollo y la capacidad funcional en los adultos mayores.

Según datos ofrecidos por Marisbelis González Rodríguez, jefa de la sección de Adulto Mayor en la Dirección Provincial de Salud en Las Tunas, ascienden a 107 mil 745 los tuneros con 60 años y más.  De ellos sobrepasan los 100 años 136, equivalentes todos al 21,2 por ciento de la población total, una realidad que para el 2030 ascenderá su índice pues el territorio figura entre las provincias con alto índice de envejecimiento poblacional.

A esa arista presente en múltiples hogares se acerca el proyecto normativo, que alude el respaldo que se le concede a los adultos mayores en la dinámica familiar en su artículo Cuatro, referido a Derechos de las personas en el ámbito familiar en incisos que norman una vida libre de discriminación y violencia en cualquiera de sus manifestaciones.

También pauta el derecho que les asiste a la autodeterminación, independencia e igualdad de oportunidades en la vida familiar de las personas adultas mayores, al cuidado desde el afecto y el derecho a una comunicación armónica y estrecha con el resto de los familiares.

Al amplio articulado referente a la ancianidad se suman otras normativas relacionadas con el acogimiento familiar, que previene la entrada no deseada a centros de acogida o especializados, y la autorregulación de la protección futura: vinculado a la posibilidad de decisión sobre procederes médicos, lugar de residencia y situaciones de vida.

Otra de las manifestaciones a disposición de la tercera edad está relacionada con los deberes de los hijos mayores de edad de prestarle respeto y garantizarles alimentos y atención, atendiendo a sus necesidades.

El proyecto de nuevo Código de las Familias es muestra de la voluntad y las políticas del Gobierno por prestar atención y velar por los derechos de los ancianos, en un entorno armónico en el cual la familia es eslabón esencial.

Actualmente formamos parte del Decenio del Envejecimiento Saludable, que se extiende hasta el 2030, y se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, para afrontar de manera intersectorial la promoción de un envejecimiento saludable, una oportunidad para aprender y enseñar para disfrutar de la longevidad con deberes, derechos y garantías familiares y sociales.

Según pronósticos para el 2025, la población cubana de 60 años y más será el 25,2 por ciento del total, y en 2030, ascenderá al 29,3 por ciento.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Radio Victoria en Vivo

Últimas Noticias