lunes, enero 30, 2023
InicioOpiniónHay que prevenir el contagio en primer lugar y a toda costa

Hay que prevenir el contagio en primer lugar y a toda costa

La Covid-19 nos envuelve, cada día más, en situaciones extremas de enfermedad, estrés, secuelas y muerte; han ocurrido picos pandémicos en varios lugares como la provincia de Cienfuegos, y hasta en Las Tunas, donde se han reportado las mayores cifras en el actual agosto (351 casos solo al cierre del día 18).

La complejidad en este territorio alcanza su mayor impacto en el tercer rebrote de la enfermedad y en la cabecera provincial, aunque en las últimas jornadas en varios municipios tuneros aumentan los casos; por ejemplo, en Puerto Padre, Majibacoa, Jobabo y Amancio.

La tasa de incidencia en lo que va de este mes es superior los 1500 por cada cien mil habitantes, explicó en revista radiotelevisiva el doctor Gregory Pérez Héctor, subdirector de Salud Pública en Las Tunas, confirmando la alta transmisión que enfrentamos.

Como se ha apreciado en Matanzas, Ciego de Ávila y, más recientemente, en la vecina Holguín, con el incremento de los casos pueden aumentar las muertes.  No olvidemos que el 15 de agosto sólo en la provincia de Las Tunas se reportaron cuatro fallecidos de la jornada anterior, cifra que se repitió el día 17.

Son datos para reflexionar y, sobre todo, para que asumamos una actitud de mucho más responsable y de autocuidado.

La variante Delta del nuevo coronavirus, mucho más y contagiosa y letal, cuya presencia fue confirmada en varios municipios tuneros por el Ministerio de Salud, aumenta el riesgo de muerte; conlleva también a la necesidad de acudir a los servicios médicos ante síntomas, pues si el paciente se queda en casa o va demasiado tarde, con la enfermedad avanzada, puede llegar a grave, crítico o fallecer.

La situación epidemiológica es muy complicada en Cuba en esta fase de transmisión comunitaria. A pesar del esfuerzo que realiza el Gobierno, el personal que combate la enfermedad, quienes producen y distribuyen medicamentos y oxígeno, existe tensión en el sistema sanitario del país, escasez de recursos médicos ante tan alta demanda; y ello nos obliga a prevenir el contagio en primer lugar y a toda costa.

Por tanto, es la hora de parar el incumplimiento de medidas higiénico-sanitarias en centros de trabajo, establecimientos de servicios, comunidades y familias, donde más bien hay que extremarlas: desinfección de manos y superficies, distanciamiento físico, uso permanente del nasobuco, evitar la movilidad, los actos, las reuniones, las aglomeraciones en las colas, las visitas, varias de las cuales han dejado de cumplirse por irresponsabilidad de muchos.

Tenemos que extremar las medidas para contener la covid, y corresponde a cada uno de nosotros, no es dejarlo solamente a las autoridades, que, por ciento, anuncian nuevas restricciones para los próximos días a partir del sábado 21 de agosto.

Es preciso posponer todo lo que no sea urgente en la vida social, hasta que la vacunación cubana avance en la inmunización, porque de no reducir la movilidad, aumentarían los positivos a la covid, los enfermos, graves, críticos y fallecidos, y eso no lo podemos permitir.

En esta pandemia tan peligrosa, estamos obligados a cumplir las orientaciones sanitarias, con disciplina y responsabilidad individual, todo, por nosotros, nuestra familia, por el bien común.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Radio Victoria en Vivo

Últimas Noticias