miércoles, septiembre 28, 2022
InicioOpiniónCajeros automáticos en Las Tunas: ¿una cola más?

Cajeros automáticos en Las Tunas: ¿una cola más?

Extraer dinero de los cajeros automáticos en la provincia de Las Tunas se ha convertido en un verdadero problema para la población, que debe sumar una cola más y durante horas si quiere tener efectivo destinado a la compra de cualquier producto.

Esta problemática está dada, en primer lugar, por la poca cantidad de cajeros que hay en la provincia (ocho del Banco de Créditos y Comercio y seis del Banco Popular de Ahorro) para dar respuesta a una demanda de más de 202 mil tarjetas magnéticas en manos de los usuarios.

En la ciudad de Las Tunas, donde hay más de 170 mil habitantes y el mayor porcentaje de tarjetas, solo existen ocho de esos equipos. ¿Cómo es posible entonces extraer dinero? Sin dudas, hay que pasar malos ratos en medio de concentraciones de personas esperando para acceder a los bancos donde están enclavados.

Independientemente que desde el principio no hubo una visión clara ante la entrega de tarjetas en correspondencia con los cajeros, el problema ya está creado y de alguna manera hay que resolverlo, porque a estas alturas y en medio de la pandemia quedan muchas deficiencias que afectan el servicio.

[penci_blockquote style=»style-3″ align=»none» author=»»]En audio[/penci_blockquote]

Hay que estar claros de que los cajeros ya son obsoletos, tienen problemas en sus baterías, en sus rodillos, se traban sistemáticamente y trabajan con billetes reciclados, además de que los salarios aumentaron y las extracciones son mayores. Todo esos problemas objetivos son entendibles, pero, ¿cómo es posible que se queden sin efectivo o dejen de funcionar por la tarde y queden así hasta el otro día? Eso no tiene justificación, pues depende de quienes deben garantizar que estén abastecidos y funcionando.

Un día cualquiera de la pasada semana, por ejemplo, en los cajeros del Banco Popular de Ahorro del centro de la ciudad no se podía extraer dinero porque algunos no tenían efectivo y uno estaba fuera de servicio; situación que se mantuvo hasta pasadas las 10:30 de la mañana. Y en la jornada siguiente, los dos que están en la sucursal del Banco Popular de Ahorro, aledaña al centro cultural Teatro Tuyo, en el reparto de Buena Vista, no tenían dinero pasadas las 9:15 de la mañana mientras decenas de personas esperaban en los alrededores. ¿Hay alguna justificación para ello?

Con la Covid-19 hay que convivir y no puede afectar los servicios en los bancos que, ahora mismo, abren en el mismo reducido período de tiempo cuando deberían tener horarios escalonados. Además, a cualquier hora cuando los cajeros se queden sin dinero o dejen de funcionar por las más diversas causas, el personal especializado debe acudir al banco de inmediato, porque el cliente necesita el efectivo y no puede adaptarse a los esquemas de esas entidades que desprotegen a la población en este sentido.

En cuanto al horario, los bancos deben ser más flexibles, porque ante la avalancha de personas en los cajeros hay que utilizar más los Terminales de Punto de Venta o post, que tienen las sucursales bancarias en las taquillas, lo cual aliviaría, sin dudas, las colas.

Las sucursales bancarias deben estudiar al detalle este problema y buscar soluciones viables para los usuarios; ello incluiría optimizar tanto el servicio de los cajeros como del resto de las entidades que disponen de vías para realizar el comercio electrónico.

La situación se agrava, además, por la necesidad del efectivo porque las personas apenas pueden pagar con su tarjeta como debe ser;  son pocos los comercios donde hay post y los que existen no todas las veces están disponibles por falta de conexión, entre otras anomalías.

Ahora bien, para ser justo, es necesario también que los tuneros cooperen ante el difícil escenario y extraiga la mayor cantidad de dinero de una vez y así, se evitaría la cantidad de personas en los cajeros. No son pocos los extraen dinero hasta tres veces en una semana, y eso, por lo menos en estos momentos, entorpece el servicio.

Algo hay que hacer y pronto, porque en todo lo que va de julio las grandes colas se han apoderado de los cajeros, y esta situación se repite cada día sin que se vislumbre una situación inmediata, y los tuneros no pueden sufrir una cola más.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Miguel Díaz Nápoles
Periodista, fotorreportero, realizador de cine, radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en Las Tunas. Conferencista sobre temas de Comunicación, Periodismo e Internet. Premio Nacional de Periodismo hipermedia 26 de Julio en 2006 y 2007. Ha sido galardonado en varias ocasiones con el Premio Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales y en otros certámenes del sector. Fue reportero del diario 26. Durante el 2001 le dio cobertura informativa a la labor de los médicos cubanos en Ghana, en el África Subsahariana y sobre sus experiencias escribió el libro Hacia el reino del silencio, publicado en 2008 por la Editorial Pablo de la Torriente Brau, de la Unión de Periodistas de Cuba. En 2000 creó Tiempo21, edición digital de los Servicios Informativos de Radio Victoria. Productor del largometraje Los Cuervos y el cortometraje Homoerectus, de producciones Acoytes-Uneac, Las Tunas. Durante 2016 y 2017 se desempeñó como editor de contenido de la Dirección General de Multimedia en Español, y de las Mesas de Redacción y Asignaciones del canal multiestatal TeleSur, en su sede central de Caracas, Venezuela.
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leido