Dijo que la Generación del Centenario puede declarar con orgullo que la Revolución Socialista está viva, actuante y firme; y que la Revolución no termina con ella porque formó generaciones comprometidas con los ideales de justicia social.

Lo que recibimos hoy no son cargos y tareas, no es solo la conducción de un país, acotó, lo que tenemos delante, desafiándonos continuamente, es una obra heroica descomunal.

Al reseñar hitos históricos dijo que lo que nos une es tanto que la lista estará siempre incompleta, pero puede dar idea del gran monumento que el pueblo cubano ha levantado en más de 150 años de lucha.

Pueblo y unidad

blankAl dirigir la palabra al plenario del 8vo Congreso, que culminó este 19 de abril como merecido homenaje a la Victoria de Playa Girón en su Aniversario 60, el Primer Secretario del Partido Miguel Díaz-Canel expresó que los más de 150 años de historia se pueden resumir en dos palabras: Pueblo y Unidad.

Suena sencillo cuando decimos SOMOS CUBA, CUBA VIVA, acotó, pero qué difícil ha sido alcanzar y mantener la soberanía e independencia en medio del cerco más feroz.

Destacó que la Generación Histórica, consciente de su rol en esa relación Heroica que es la vida de la Revolución Cubana frente a la guerra permanente que le hace su más cercano vecino, trabajó siempre en la formación de las nuevas generaciones.

Agregó el recién electo Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz-Canel, que quienes nos anteceden han facilitado el paulatino traspaso de las principales responsabilidades de dirección.

Raúl Castro Ruz, artífice de la continuidad

Hoy se verifica un hito en nuestra historia política, que define al 8vo Congreso como el de la Continuidad, y el principal abanderado de ese proceso ha sido el compañero Raúl, afirmó Miguel Díaz-Canel.

En la clausura, el Primer Secretario quiso hacer justicia con su antecesor y mentor, quien con su proverbial modestia le pidió suprimir palabras de reconocimiento hacia él, cuando asumiera la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros en 2018.   

Aseguró que Raúl, quien ha preparado, conducido y liderado ese proceso de continuidad generacional sin apego a cargos o responsabilidades, con elevado sentido del deber, y porque Cuba lo necesita, será consultado sobre las decisiones estratégicas de mayor peso para el destino de la nación cubana.

Afirmó que Raúl estará siempre presente, combatiendo con energía, aportando ideas y propósitos a la causa revolucionaria.

Raúl estará siempre presente

El Primer Secretario del Partido Miguel Díaz-Canel ratificó que Raúl, a través de los consejos y alerta ante cualquier deficiencia, estará presente, presto a enfrentar al imperialismo como el primero.

Advirtió que el General de Ejército continuará presente porque es un referente para cualquier comunista y revolucionario cubano, y señaló que Raúl es el mejor discípulo de Fidel, pero también ha aportado innumerables valores a la ética revolucionaria, a la labor partidista y al perfeccionamiento del gobierno.

Díaz-Canel expresó que la obra emprendida bajo el liderazgo de Raúl, en la última década, es colosal, así como su legado de resistencia ante las amenazas y agresiones y en la búsqueda del perfeccionamiento de nuestra sociedad es abismante.

En su intervención el Primer Secretario enumeró los logros de su antecesor impulsando el desarrollo del país y fortaleciendo los vínculos en relaciones exteriores.

Fidelidad a la Revolución

blank

El Presidente de la República Miguel Díaz-Canel aseveró que con profundo orgullo escuchamos la voz emocionada del General de Ejército Raúl Castro Ruz, en su discurso preciso durante la Cumbre de Las Américas de Panamá, donde recordó la verdadera historia de nuestro pueblo.

Afirmó que todas esas realizaciones las condujo Raúl mientras enfrentaba la enfermedad y la muerte de su amada compañera de vida Vilma; además de su jefe y hermano, el compañero Fidel.

Al dolor humano, acotó, Raúl antepuso el amor revolucionario y el sentido del deber, besó la urna que guarda las cenizas de Vilma; saludó militarmente la piedra con el nombre de Fidel, y dirigió el país sin descanso, con ímpetu y devoción.

Díaz-Canel reconoció que los aportes de Raúl Castro a la Revolución son trascendentes; y citó entre sus virtudes la de ser el dirigente político que promovió el debate para el perfeccionamiento de la labor partidista.

Defendiendo la continuidad

Miguel Díaz-Canel subrayó que, con amplio y crítico debate, defendiendo la visión de continuidad, el 8vo Congreso ha aportado ideas y directrices que trazan la guía para avanzar.

No obstante, señaló que es imprescindible enfrentar el desafío con el mayor conocimiento posible sobre el complejo contexto nacional e internacional, conscientes de que el mundo cambió de un modo dramático.

Precisó que hay más puertas cerradas para las naciones de menos recursos, y muchas más para los que nos empeñamos en ser soberanos, al tiempo que se refirió a la alta concentración y complejidad de los medios de comunicación actuales, de las herramientas tecnológicas que sustentan las redes sociales y de los recursos empleados en la generación de contenidos.

Apuntó que esos recursos permiten a los grupos poderosos, convertir en patrones universales ideas, emociones y corrientes ideológicas, muchas veces ajenas a los contextos.

Viejos y nuevos desafíos

Al abordar la diversa concentración de los medios y las herramientas tecnológicas que sustentan las redes sociales, y el uso que hacen de ellos los países poderosos para influir en las corrientes ideológicas, Díaz-Canel aseguró que para esos hechiceros, la verdad no solo es negociable sino también prescindible.

Alertó que la diseminación de matrices mentirosas, manipulaciones e infamias, contribuyen a promover la inestabilidad allí donde no se ha cobrado la voluntad de una nación libre e independiente.

Ningún pueblo está a salvo de la calumnia en la era de la post verdad, apuntó, es una realidad que Cuba encuentra todos los días, mientras insiste en construir una sociedad más justa, soberana y socialista.

Refirió que en el informe central se expusieron los desafíos que enfrenta el país, en particular los asociados a los intentos de dominación y hegemonía del imperio estadounidense y el brutal bloqueo.

Nadie puede desconocer el bloqueo

En la clausura del 8vo. Congreso, el Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz Canel, reiteró el impacto extraterritorial del bloqueo estadounidense, que nos golpea en casi todos los frentes y en los últimos cuatro años estalló a niveles más agresivos.

Sobre esa política genocida, subrayó que nadie, con un mínimo de honestidad y con datos económicos de dominio público, puede desconocer que ese cerco constituye el principal obstáculo para el desarrollo de nuestro país.

No se intenta ocultar las insuficiencias de nuestra propia realidad, se trata de responder a los que con cinismo difunden la idea de que el bloqueo no existe, alertó Díaz Canel

Reiteró que permanecen en vigor las 242 medidas impulsadas por el gobierno de Donald Trump, a lo que se suman las agresiones resultantes de la reinclusión de Cuba en la lista del Departamento de Estado de países que patrocinan el terrorismo.

En defensa de la Revolución

Al referirse a los tiempos de incertidumbre mundial, marcados por desafíos medioambientales y el embate de una pandemia que ha agudizado la crisis global, el presidente Miguel Díaz Canel ratificó que la labor partidista estará centrada en la defensa de la Revolución.

El Partido conduce la política exterior de la Revolución Cubana, que descansa en la noción de que un mundo mejor es posible, señaló Díaz Canel, y expresó la voluntad de desarrollar relaciones de amistad y de cooperación, aún en países cuya ideología gubernamental no compartimos.

Al respecto, reafirmó la determinación de defender principios y acompañar las causas justas, como se enfrentaron los atropellos de la agresión extranjera, el colonialismo, el fascismo y el apartheid.

Se refirió al empeño de ayudar en el logro de una región económica y socialmente integrada, capaz de defender el compromiso de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Sin renunciar a nuestros principios

Ha sido muy difícil resistir y enfrentar la actual situación que ralentiza nuestros pasos hacia la prosperidad deseada, expresó en su discurso el Primer Secretario del Comité Central del Partido, Miguel Díaz-Canel, sobre el complejo contexto que enfrenta el país.

No obstante, destacó que no se han dejado de atender las demandas y necesidades del pueblo, argumentando cada decisión, convocando y emprendiendo procesos con acciones complejas.

No marchamos sobre una ruta probada, estamos desafiados a innovar constantemente, sin renunciar a nuestros principios, sin apartarnos jamás del concepto de Revolución, enfatizó Díaz Canel.

Ratificó que en las circunstancias actuales, el Partido continuará en el reconocimiento y la defensa de nuestras esencias: independencia, soberanía, democracia socialista, paz; a las que se suma la lucha por una prosperidad que abarque desde la alimentación hasta la recreación.

El socialismo es la respuesta a un mundo más justo

En su intervención en la clausura del 8vo. Congreso del Partido, el presidente cubano, Miguel Díaz Canel, destacó al Socialismo como la respuesta a un mundo más justo, equitativo, equilibrado e inclusivo.

Consideró que es la posibilidad real de diseñar con inteligencia y sensibilidad un espacio donde caben todos, y que apunta como ningún otro sistema a completar el afán martiano de conquistar toda la justicia.

En bien de ese propósito, Díaz Canel resaltó la unidad como principal fuerza, y a la ejemplaridad de la militancia como elemento indispensable para sostenerla, lo que exige de cada militante una actitud pública que trasmita admiración y respeto al pueblo.

También hizo énfasis en la continuidad generacional, y expresó que en los jóvenes cubanos está la fuerza, la disposición y decisión, la sinceridad para cualquier emprendimiento o aporte revolucionario que la situación amerite.

El desafío de ser cada vez más democráticos

Al Partido le corresponde consolidar la autoridad ganada por los méritos de la generación histórica y preservar el liderazgo y la autoridad moral, afirmó el Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz Canel.

Puntualizó que para lograr esos objetivos resulta indispensable fortalecer las dinámicas de su funcionamiento y la proactividad de su militancia ante los problemas más acuciantes que enfrenta la sociedad, bajo la premisa de un Partido más cercano al pueblo.

Díaz-Canel insistió en la necesidad de funcionar como una vanguardia con liderazgo, capaz de proyectarse en su ámbito, con auténticas preocupaciones por el funcionamiento de la sociedad y con poder de convocatoria y movilización.

En cuanto a las nuevas tecnologías, expuso que la labor partidista en la búsqueda constante de alternativas emancipadoras está urgida de un baño de ciencia, pues es parte indisoluble de los procesos sociales.

El desafío de ser cada vez más democráticos

Al Partido le corresponde consolidar la autoridad ganada por los méritos de la generación histórica y preservar el liderazgo y la autoridad moral, afirmó el Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz Canel.

Puntualizó que para lograr esos objetivos resulta indispensable fortalecer las dinámicas de su funcionamiento y la proactividad de su militancia ante los problemas más acuciantes que enfrenta la sociedad, bajo la premisa de un Partido más cercano al pueblo.

Díaz-Canel insistió en la necesidad de funcionar como una vanguardia con liderazgo, capaz de proyectarse en su ámbito, con auténticas preocupaciones por el funcionamiento de la sociedad y con poder de convocatoria y movilización.

En cuanto a las nuevas tecnologías, expuso que la labor partidista en la búsqueda constante de alternativas emancipadoras está urgida de un baño de ciencia, pues es parte indisoluble de los procesos sociales.

El Partido, motor de la Revolución

Al intervenir en la clausura del 8vo. Congreso del Partido, el Primer Secretario Miguel Díaz Canel afirmó que lo más revolucionario dentro de la Revolución es y debe ser siempre el Partido, así como el Partido debe ser la fuerza que revoluciona a la Revolución.

Recalcó que es un deber como cuadros del Partido entender que esa fuerza política NO es monocromática, ni idéntica entre sí, y mucho menos unánime al expresarse; la unidad tiene que prevalecer, pero sin olvidar jamás las individualidades.

Consideró que la rutina ha minado muchos procesos y que apremia sacudirse las deficiencias para promover la discusión honesta y aportadora sobre temas de prioridad.

Así mismo, llamó la atención sobre la necesidad de generar métodos de trabajo más atractivos, desde la rendición de cuenta de los militantes hasta las dinámicas cotidianas del trabajo político en los municipios y en las provincias.

Reactivar las esencias del Partido

El Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz Canel, resaltó que la principal premisa, también legado del Comandante en Jefe, es no mentir jamás, ni violar principios éticos, y señaló que en esos valores descansa la sólida autoridad del Partido.

Dijo que en ese principio han sido educados los cuadros de la Revolución y que todos los militantes están convocados, permanentemente, a estudiar la verdad como primera arma de combate.

De igual modo, el Primer Secretario del Partido destacó que el crecimiento a las filas de la organización debe ser un proceso que suscite interés genuino por la repercusión social.

Enfatizó que en la medida en que se aborden con claridad y trasparencia las batallas por elevar la calidad de vida de los cubanos, y que se sume a los jóvenes a participar con su natural entusiasmo en todas las tareas cruciales para el país, se reactivarán las esencias del Partido.

Guerra no convencional contra Cuba

En sus palabras en la clausura del Congreso, el Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz Canel expresó que la Revolución ha dado sentido a términos que NO debemos abandonar en nuestra voluntad de enfrentar y transformar el contexto.

Recalcó que ese comportamiento acrecienta la frustración y el desespero del vecino del norte y sus acólitos, que se empeñan en construir perversos planes para atacar a la Revolución.

Apretando las clavijas del cerco económico se quiere construir la matriz de una Revolución que NO tiene soluciones que ofrecer, dijo Díaz Canel, pero, acotó, a lo largo de sesenta años hemos afianzado un proyecto político desafiante en medio de presiones inimaginables.

En la batalla ideológica insistió en acudir a Fidel, quien nos enseñó no solo que la cultura es lo primero que hay que salvar, sino que para salvarla tenemos que ser interlocutores constantes de los intelectuales y artistas.

Cerrar filas en defensa de la Patria

Es bueno advertir al lumpen mercenario que lucra con el destino de todos, a los que piden invasión ya, a los que continuamente ofenden de palabra y hecho, que la paciencia de este pueblo tiene límites, advirtió el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel, al clausurar el 8vo. Congreso.

Subrayó que la virtud estará en saber cerrar filas en la defensa de la Patria y que NI en el peor de los escenarios un militante puede ser pasivo ante una provocación.

Más adelante Díaz-Canel llamó a utilizar los recursos de la comunicación social -particularmente en las redes- para tratar los temas que estremecen a la sociedad.

La Revolución es diálogo que antepone la verdad y la ética a la indecencia y perversidad, que no negocia su existencia, que no legitima mercenarios y actúa con seguridad y firmeza, sentenció.

Economía resistente

En las palabras al Congreso el Primer Secretario del PartidoMiguel Díaz Canel, recordó los problemas que han incidido en los resultados económicos, como el descontrol de recursos y el burocratismo.

Planteó que la economía ha mostrado capacidad de resistencia al preservar las conquistas sociales, y que Cuba con relativo éxito ha enfrentado la Covid-19 junto a decisores y el pueblo, una magnífica lección de voluntad política y de vocación humanista de la Revolución, sentenció

Es necesario -dijo- dinamizar la actualización del modelo económico y social, y la implementación de la estrategia y Plan de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, con todos los actores económicos

Planteó que la Tarea Ordenamiento demandará mucho trabajo político, como el proceso de gran complejidad que es, y la primera respuesta ha sido dar seguimiento y solución -siempre que sea posible- a los planteamientos críticos de la población.

Proeza con el nombre de Fidel

Al clausurar el 8vo. Congreso del Partido, el primer secretario Miguel Díaz Canel se refirió a la capacidad de resistencia de un país bloqueado hasta límites perversos, enfrentado además en el último año a la pandemia.

Consideró como más que una luz al final del túnel que se haya mantenido la vitalidad de los principales servicios; la atención a todos los contagiados y sospechosos; la habilitación de una veintena de laboratorios de biología molecular y el desarrollo de cinco candidatos vacunales.

blank

Es la prueba -dijo- de que estamos en el lado correcto de la historia y de que la obra revolucionaria y socialista tiene tantas potencialidades y alcance que ni el mayor imperio ha podido derribarla.

Díaz Canel enfatizó que a esa proeza indiscutible nuestro pueblo le ha puesto un nombre: Fidel Castro Ruz, pues impulsó el desarrollo de la biotecnología, la producción de fármacos y vacunas, la formación de médicos.

Lealtad y compromiso

El primer secretario del Partido, Miguel Díaz Canel, expresó que quienes se despiden de sus funciones en el Buró Político y el Secretariado son parte de todo lo que el país impulsó y conquistó bajo desafiantes condiciones.

Dedicó emocionadas palabras a quienes llevan consigo el mejor de los reconocimientos: haber trabajado en las más altas instancias de la organización fundada y dirigida por Fidel, Raúl y otras figuras de la generación histórica del Centenario.

En cuanto al General de Ejército -dijo- el Congreso de la continuidad quiere dejar constancia de nuestra enorme deuda con un hombre que reúne las cualidades de un líder y auténtico revolucionario.

Al agradecer a la generación histórica, a la militancia partidista y al pueblo cubano, Díaz Canel parafraseó palabras de Camilo Cienfuegos a Fidel cuando dijo: Más fácil nos será dejar de respirar que dejar de ser fieles a su confianza.

 

 

Tomado de Radio Reloj

 

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube