En Majibacoa faltó el transporte; creció la voluntad
Cumplir los planes de producción de azúcar constituye un compromiso estratégico y moral de los trabajadores del sector. (FOTO/Archivo).

El sector azucarero: retos ante el ordenamiento monetario

Las Tunas. – El ordenamiento monetario impone nuevos retos a los azucareros de Las Tunas, razón por la cual el llamado es a trabajar con eficiencia y aprovechar al máximo las potencialidades y reservas del sector para superar los reiterados incumplimientos.

Entre las perspectivas del ramo en el territorio, y en medio del ajetreo cotidiano en la campaña 2020-2021, la importancia estratégica de la tarea está en resolver aspectos claves como la recuperación de las plantaciones cañeras, sobre todo en el sur de la provincia, así como la infraestructura y el trabajo en la industria.

De ahí la necesidad de dar un vuelco a la situación económica en las empresas y bases productivas, que actualmente no es buena, y solo puede experimentar avances a partir del incremento de los volúmenes de entrega y la diversificación agrícola, con repercusión directa en el salario de los trabajadores y el desarrollo territorial.

El sector azucarero es por tradición fuente de riqueza, debido a que genera empleos en los bateyes, y en otros sectores como Transporte, los puertos y otras industrias que le prestan servicios; por ejemplo, de mecánica y de implementos agrícolas, entre otros.

Por ello, el personal de este amplio sector también debe realizar aportes significados en materia energética a partir de la biomasa; así como en la producción nacional de piensos para el alimento animal y con la entrega de una amplia gama de derivados del proceso fabril, y que se convierten en renglones exportables.

En los momentos actuales es preciso retomar el uso de la tracción animal, la recuperación de labores manuales que tradicionalmente se han practicado en el sector, el enfrentamiento al robo y la adecuada gestión económica; porque no se pueden aceptar pérdidas en la actividad empresarial.

Cumplir los planes de producción de azúcar y sus derivados constituye, por tanto, compromiso estratégico y moral. Para ello se trabajará con un pensamiento e impulso diferentes, y mayor exigencia y control, no solo en la base, sino desde la máxima dirección de la provincia.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Cuba, en resistencia y lucha por la victoria

Naily Barrientos Matos

En contra del terrorismo, Cuba clama por la paz y el respeto entre las naciones

Yenima Díaz Velázquez

Julius Fucik: valor y entrega periodística para todos los tiempos

María Esther Pupo Hechavarría

Escribir Comentario