Dos Hermanos, donde hombres y mujeres labran su propio camino
Ramón Borrero Ramírez reconoce en su esposa el sostén fundamental para impulsar el desarrollo de su circunscripción. (FOTO/De la autora)
Desde los municipios

Dos Hermanos, donde hombres y mujeres labran su propio camino

Jobabo.- Los habitantes de Dos hermanos todos los días intentan hacer honor al nombre de su comunidad, trabajando codo a codo como tal para no detenerse a pesar de pandemias y otros escollos.

Llegar a la localidad, tierra adentro en el municipio de Jobabo, es fácil ahora porque hace poco repararon el vial, solo falta que en lo adelante el transporte público sea más estable.

Ese es uno de los anhelos de su gente para cuando la vida retome su curso normal después del aislamiento por la covid-19.

Todos saben que ni eso ni el resto de lo que desean les caerá del cielo y por ello les entran con buenas ganas a cada jornada.

A Ramón Ireneo Borrero Ramírez le toca llevar las riendas en ese hacer  porque es el delegado de circunscripción y presidente del consejo popular, estructuras locales de gobierno.

“En Dos hermanos y especialmente en Palo Seco, principal poblado de la localidad no descansamos, es la única manera de progresar en estos lugares lejos de la ciudad y en tiempos de tantas restricciones, aquí lo damos todo como hermanos.

“Hace poco arreglamos la carretera, un gran alivio para los habitantes de toda la zona que además de Palo Seco abarca La conchita, el Nueve, Loma Alta, El Corojo, Zabalo y El Aguacate.

“Ahora también se hace más fácil llegar al refugio de fauna Ojo de Agua-Monte Cabaniguán, donde está el mayor criadero de cocodrilo americano del mundo, joya natural que junto al Monumento erigido a la batalla de Palo Seco, son los mayores orgullos nuestros”.

Aún no terminan una tarea y ya Ramón tiene a su gente enrolada en otra y su esposa Odalis Peña Alarcón siempre entre las primeras.

Después de la carretera la próxima meta fue mejorar el abasto de agua, un anhelo de muchos años en Palo Seco.

Sustituir de principio a fin una red de un kilómetro, muy deteriorada, resultó lo más difícil. Tenía 50 años en uso. Bastó un día para tapar toda la zanja aunque tuvieron que trabajar hasta por la noche. Ahora todas las viviendas quedan conectadas.

En lo adelante les queda el montaje de los hidrómetros y la reparación del tanque de la estación de bombeo, que no deben demorar mucho tiempo.

Los habitantes del Almendro y la Caridad también mejoraron  con la construcción de pozos y ya no dependen exclusivamente del suministro del líquido en pipas.

También ponen a punto las ocho hectáreas de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Jorge Aleaga que producirá arroz para ellos, siembran otros cultivos y elaboran carbón vegetal, el mejor que exporta Cuba, dicen con dicha.

Mantienen las once escuelas de la zona dispuestas para cuando reinicien las clases y viven con la paz que da tener asegurada la atención de salud, en el caso de ellos en cinco consultorios que abren sus puertas todos los días con médicos y enfermeras.

Y en esa suerte de darlo todo por el bien de todos se abre paso la vida en Dos Hermanos, donde hombres y mujeres labran su propio camino sin detenerse.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Avanza construcción de viviendas por concepto de subsidios en municipio de Amancio

Redacción Tiempo21

Evalúan condiciones de playas para el verano en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Acometen inversiones para mejorar servicios de agua en Jobabo

Esnilda Romero Mañas

1 comentario

Andres 9 junio, 2020 at 22:22

Ante todo muchas gracias por mencionar a Dos Hermanos, pueblecito donde nací y desgraciadamente no he podido volver hace años aunque mantengo comunicación con mi familia. Sugerirle a la autora que tenga en cuenta que no aborda bien la diferencia entre dos hermanos como poblado y consejo popular, y eso confunde al lector. Ramón es de Palo Seco una comunidad distante de dos hermanos. Lleva muchos años como presidente de Consejo Popular, pero no creo que vaya a menudo a Dos Hermanos ni defienda ese pueblecito abandonado económicamente, antes centro del mejor porcionador que había en todo Jobabo. Ah, y aclarar, a Dos Hermanos no ha entrado nunca un transporte público ni se ha arreglado el camino, creo que allí no van los dirigentes de Jobabo. Saludos.

Respuesta

Enviar Comentario


× ocho = 24