La deficiente calidad del pan normado es hoy una preocupación para los tuneros. (FOTO/Tomada de Internet)

El inconveniente del pan normado en Las Tunas

Las Tunas. – En la provincia de Las Tunas, en los primeros cuatro días del año, alrededor de un ocho por ciento de los consumidores decidió no adquirir el pan normado, más que por el aumento del precio de cinco centavos a un peso la unidad, por la mala calidad del producto.

No cabe duda que el primero que pierde, al decidir no comprarlo, es el cliente, ese para quien van destinados 80 gramos diarios de un alimento imprescindible en términos energéticos y nutricionales. Sin embargo, el consumidor no resulta el único afectado.

Al decir del viceprimer ministro y titular de economía y planificación, Alejandro Gil Fernández, la economía también experimenta pérdidas, pues basta decir que Cuba eroga aproximadamente 309 dólares por una tonelada de trigo, componente básico para la harina que luego va al horno de cada panadería.

En el llamado Balcón del Oriente Cubano se utilizan diariamente unas 17 toneladas de las 38 que llegan del Molino de Trigo de Cienfuegos, con granulometría no aceptable y alto grado de salvado, pero también es cierto que en recientes inspecciones se detectaron irregularidades. Muestras no conformes, con masas netas por debajo de lo establecido.

Es una realidad que la calidad de las materias primas nacionales es mala: tanto la harina, la levadura y el concentrado para pan, porque en estos momentos no hay núcleo. Sin dudas, el factor humano es decisivo, pero los panaderos no son magos ante la constante inestabilidad con las materias primas.

Hoy los hornos de las panaderías de Las Tunas poseen décadas de explotación y en reiteradas ocasiones cocinan solo las bolas de las esquinas de las tártaras, una herramienta en déficit que provoca apretazón de los panes.

El sistema de Comercio en la provincia debe velar por que no se reciba un producto deficiente. Antes de que la población se disguste debe ser el vendedor quien no ofrezca un producto sin calidad, además de respetar el gramaje y las normas establecidas.

Hoy, los directivos tienen que monitorear la producción y comercialización del demandado producto, pues más allá de la deficiente calidad de las materias primas se reportan sinnúmeros de chapucerías que afectan a la población y crean disgusto.

El inconveniente del pan no es solo su nuevo costo, 19 veces por encima, sino también su calidad.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Incumplimientos de protocolos complejizan situación de Covid-19 en la ciudad de Las Tunas

Miguel Díaz Nápoles

Desde la ciencia también se produce alimentos

Yenima Díaz Velázquez

Producir alimentos, elemental en la Tarea Ordenamiento

Yenima Díaz Velázquez

Escribir Comentario