Jóvenes por la Vida: una condición en manos de tuneros
Niurka Torres Rosa. (FOTO/Yaciel Peña de la Peña)

Jóvenes por la Vida: una condición en manos de tuneros

Las Tunas.- Aunque se desempeñan en diferentes puestos laborales, se unen en una misma lucha como voluntarios de la Sociedad Cubana de la Cruz Roja en Las Tunas, ahora en un nuevo frente la lucha contra la Covid-19, una labor que los distingue con la condición Jóvenes por la Vida.

Entre tantos rostros es fácil distinguir a universitarios como Adriano Betancourt Pacheco, estudiante del cuarto año de la carrera de Licenciatura en Enfermería, quien se incorporó al movimiento internacional tras concluir el servicio militar voluntario en la Unidad Provincial de Bomberos.

«Esta condición es lo más alto que podemos recibir en esta cruzada por la vida, a la cual nos consagramos los integrantes de la Cruz Roja, un movimiento que aporta conocimientos y un mayor humanismo», explica este tunero.

«Gracias a esta labor trato mejor a la población como parte de mi preparación como futuro profesional de la enfermería», comenta emocionado por el mérito resultante de la entrega incondicional en beneficio del pueblo.

Con atención en sus palabras, Niurka Torres Rosa, técnico C de instrucción, en la Universidad de Ciencias Médicas, comparte sus sentimientos y detalla sobre el quehacer en la etapa «me siento honrada con el estímulo pues avala ese valor que se posee, esta entrega desde el corazón, por ello agradezco pertenecer a la organización desde el 2003.

«Durante esta lucha estuve en el cierre de frontera de la división Tunas-Camagüey, en el grupo de rotación de guardia, haciendo cumplir la disciplina, bajo las indicaciones de nuestro gobernador para evitar la diseminación de esta pandemia.

«Fueron días de mucha responsabilidad, sentirse útil es la mayor virtud en el trabajo de un voluntario, un sentimiento interno que nos distingue, salvar personas, socorrer a quienes nos necesitan, es todo para mí», expresa esta fémina que convierte en aliciente su ejemplo para quienes indagan sobre esta Sociedad Cubana.

El SARS-CoV-2 cambió las prácticas de muchos como las de Robiel Antonio Bofill Nuñez, trabajador de la Unidad Empresarial de Base de transporte de pasajeros y carga de Las Tunas.

«La actual misión constituye una experiencia única, un acto generoso que nos engrandece, este reconocimiento distingue el esfuerzo de los voluntarios en cada Zona Roja, en los puntos limítrofes de control y desinfección de viajeros, en la fumigación de carros y el pesquisaje de todo el personal que entraba a la provincia.

«Seguiré honrando el valor de la condición que acrecienta mi humanismo y cuánto hacemos a nivel comunitario, por la provincia y el país, continuaré dando el paso al frente dondequiera que la Patria me necesite», reafirmó quien permanece entre las filas de la organización por 13 años ininterrumpidos.

Una respuesta admirable sobresale en estos días entre los integrantes de la Cruz Roja en Las Tunas, presentes en el ejemplo de Adriano, Niurka y Robiel, quienes tienen un gran sentido de la solidaridad y espíritu humanista como voluntarios, personas que engrandecen el alma, colaboran con su tiempo desde el corazón y por vocación.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Analizan en Las Tunas labor de la CTC en la nueva estrategia económica y social del país

Edelmis Cruz Rodríguez

Retoman servicios Institutos de Salud y Belleza de Las Tunas

Julián Velázquez

Entrega Coordinador Nacional de los CDR a Las Tunas condición de provincia destacada

Edelmis Cruz Rodríguez

Escribir Comentario