Desde China, el mensaje esperanzador de un joven de Las Tunas
Lázaro junto a otros compañeros.

Desde China, el mensaje esperanzador de un joven de Las Tunas

Con el objetivo de superarse profesionalmente, el joven de la provincia de Las Tunas Lázaro Javier Hernández Guerra llegó a China en el mes de septiembre como matrícula de la Maestría en Administración Científica e Ingeniería, en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Beijing.

La lejanía de su familia en Cuba, la adaptación a una cultura y costumbres diferentes, y la aprehensión de un nuevo idioma, fueron hasta diciembre sus principales preocupaciones. Luego, la noticia de la existencia del coronavirus (2019-nCoV) en el Gigante asiático ocupó la atención de todos los residentes en ese país, incluido él.

«A finales de diciembre se supo de la existencia del virus, pero no nos preocupamos mucho al principio, hasta mediados de enero cuando ya se hablaba de su alta transmisión en la ciudad de Wuhan. Después del 20 de enero se empezó a ver menos personas en las calles y en los autobuses, y todos portaban máscaras para protegerse».

Escuche la entrevista

Ir a descargar

Cuenta el joven ingeniero industrial que las medidas de seguridad no se hicieron esperar. Las universidades les prohibieron a los estudiantes salir de los campos, y ante la situación les suministran todo lo necesario para vivir dentro de la residencia.

«No nos faltan los nasobucos; la desinfección de los cuartos es diaria; mantienen las áreas comunes con mucha higiene; y sistemáticamente controlan nuestro estado de salud mediante un contacto diario y un reporte de nuestras temperaturas corporales.

«La embajada de Cuba mantiene un contacto muy estrecho con todos los estudiantes y la comunidad cubana residente en China a través de los grupos de WeChat, que se ha convertido en una herramienta muy poderosa para informarnos y mantenernos actualizados sobre la evolución del virus».

Aunque el encierro los agobia un poco, Lázaro y sus compañeros son conscientes de que es necesario para evitar el contagio con la ya declarada pandemia del coronavirus.

«El estado de opinión es el de mantenernos fuertes y cuidarnos para evitar la propagación del virus. En nuestro tiempo libre, que ahora es bastante, nos dedicamos a usar Internet, lo cual nos permite comunicarnos con nuestros familiares y amigos en Cuba. Además, vemos series, películas, conversamos y jugamos, para evadir un poco la realidad».

A través de las redes sociales, sobre todo Whatsapp y Facebook, Lázaro Javier Hernández Guerra, trabajador de la Empresa de Muebles Ludema, de Las Tunas, ha transmitido la seguridad de que está y estará bien. También agradece la preocupación de todas las personas que preguntan por su estado de salud, y lo más importante, asegura su regreso a casa.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

 

Artículos relacionados

Sindicalistas de Las Tunas comprometidos con el inicio de la zafra en el país

Edelmis Cruz Rodríguez

Analizan en Las Tunas labor de la CTC en la nueva estrategia económica y social del país

Edelmis Cruz Rodríguez

Retoman servicios Institutos de Salud y Belleza de Las Tunas

Julián Velázquez

Escribir Comentario