Himno del 26, un canto de redención y victoria
Agustín Díaz Cartaya, autor del Himno del 26 de Julio.
Historia

Himno del 26, un canto de redención y victoria

Como un canto de eterna convocatoria y homenaje y enardeciendo  las multitudes que lo entonan, ha perdurado el Himno del 26 de Julio.

Siendo muy joven, con apenas 22 años de edad Agustín Díaz Cartaya sólo necesitó tres días para componer esta obra que trascendió entre las páginas de la historia cubana.

Transcurría el año 1953 y Cuba vivía momentos definitorios. En aquellas épicas jornadas Cartaya era uno de los jóvenes integrados al movimiento revolucionario dirigido por Fidel Castro, de quien recibió la misión de componer el himno que acompañaría la gesta.

Exactamente el día 19 de julio tomó la encomienda cuando practicaba tiro en la finca habanera de Santa Elena.

La letra y la melodía le vinieron juntas a la mente, salieron de su alma, como el propio autor confesó.

Al principio la pieza recibió el nombre de Himno de la libertad y más tarde el de Himno del 26 de julio toda vez que nació en el mismo fragor de la acción combativa.

En febrero de 1957 por orientación de Fidel se grabó clandestinamente la marcha en Radio Cadena Habana, llegó a la Sierra Maestra y Radio Rebelde difundió la histórica creación desde la Comandancia La Plata.

En lo adelante ya no faltaría jamás, acompaña a Cuba y a su gente en todas las marchas y en todos los caminos.

Con vigencia de canto erguido el himno ha trascendido por décadas, infundiendo hidalguía, inspirando  y convocando al más puro sentimiento patriótico de los cubanos.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Evento científico Barbados en la historia vuelve a Las Tunas en su edición 2019

Leydiana Leyva Romero

El eco de La Demajagua en Las Tunas

Tania Ramirez

El Che que no olvidamos

Tania Ramirez

Enviar Comentario


7 + uno =