• Portada
  • Cultura
  • Teatro de Las Estaciones llega a celebrar su aniversario 25 en Las Tunas
Cultura

Teatro de Las Estaciones llega a celebrar su aniversario 25 en Las Tunas

Las Tunas.- Con la obra Retrato de un niño llamado Pablo se presentó en Las Tunas el grupo Teatro de Las Estaciones como parte de las actividades para celebrar el aniversario 25 de su fundación.

Repleto de público acogió el Centro Cultural Teatro Tuyo la puesta que ha sido multipremiada en los eventos más importantes de la manifestación realizados durante el 2018 en Cuba, y que avalan la calidad de las actuaciones y el vestuario fundamentalmente.

La pieza ilustra a manera de consulta psicológica las contradicciones familiares de Pablito, quien posee una gran imaginación, no entendida del todo por sus padres y hermano, envueltos en otras preocupaciones económicas y sociales.

Un hermoso despliegue donde el color, el diseño de los trajes y los títeres llaman la atención en cada escena, conforman una historia en la que también la música con temas compuestos para la ocasión juega un papel importante.

Así la historia va conjugando sus hilos para destejer una trama donde la vocación y los sueños de atrapar literalmente las estrellas acaban por domar espíritus muy convencionales para que el niño protagonista, finalmente, cuente con un poco de atención y apoyo verdadero de la familia.

Entre las ovaciones de una sala completa de pie, con infantes, padres y artistas del territorio, devotos todos del arte de Rubén Darío Salazar y sus acompañantes, el director de Las Estaciones agradeció a los tuneros por estar, como complemento perfecto que en cada visita hace posible la magia.

Por su parte Ernesto Parra, anfitrión como líder de Teatro Tuyo, enfatizó en el lujo de su presencia y qué mejor oportunidad para hacer una excepción y acoger en el Centro Cultural a la compañía hermana, aún cuando la sede no posee todas las condiciones para abrir oficialmente tras más de un año de clausurada por dificultades técnicas y estructurales.

Asimismo hizo un llamado para restaurar las salas de la ciudad, hoy todas con serios problemas en sus tabloncillos y con las programaciones casi totalmente paralizadas, para que regalos como este sean posibles, y el talento local no se pierda tras otros sueños rotos y desatendidos de poder agarrar la luz que ofrecen nuestras propias estrellas.

/mdn/

Artículos relacionados

Carlos Tamayo: ser cubano no es cualquier cosa

Redacción Tiempo21

Gusto estético, un arma infalible al momento de comprar

Leydiana Leyva Romero

Publican libro que abarca más de siglo y medio de literatura en Las Tunas

Enviar Comentario


− 2 = tres