Catana protagoniza una historia de 100 años
FOTO/De la autora
Gente

Catana protagoniza una historia de 100 años

Las Tunas.- Los que la conocen bien dicen que puede enhebrar una aguja y leer los periódicos sin espejuelos. Ella sonríe, no los desmiente y me dice-ellos saben más de mí que yo-.

Catana, como todos llaman a Catalina Aguilera Giro, es la niña más longeva de su barrio  ubicado en la calle 18 del Reparto Buena Vista y como niña al fin, esperaba con ansiedad su cumpleaños. Pero esta vez la celebración de Catana tendría otra connotación. Toda su familia, amigos y vecinos se unieron para darle el mejor regalo en su cumpleaños número 100.

Ella dice estar todavía en condiciones de repartir los dulces, claro, si la dejan. Muchos al verla se asombran de que aún pueda andar sin ayuda de un bastón pero así como un personaje del Realismo Mágico, Catana se desplaza hacia la calle donde la espera un kake gigante y toda la comunidad para cantarle felicidades.

Catana ha sido ejemplo de revolucionaria y entre sus recuerdos mejor conservados está el de su labor como jefa de un bloque de la Federación de Mujeres Cubanas y como maestra alfabetizadora.

Quizás la edad de Catalina es el resultado de un gen materno fuerte pues su madre duró 104 años, a pesar de esto Catana no tiene escondida una fórmula secreta para arribar a la centuria, incluso recuerda cómo siendo más joven tuvo una afectación en la cadera, algo que no le impidió seguir adelante y ahora como asegura, ya no siente incomodidad.

Todavía a sus 100 años esta mujer conserva una sonrisa enérgica y un porte de joven coqueta. Sus uñas están perfectamente arregladas, su vestido conservador pero agraciado, su cabellera inundada de hermosas canas y sus zapatos, bien anclados a la tierra, ese espacio del que ni los años han podido separarla. Su imagen ahora también es responsabilidad de su familia que no ha permitido borrar del corazón de la niña de casa, la eterna juventud.

Catana aseguró que todavía no piensa irse, no hasta que la boten de este mundo. Ella le sonríe a la vida y se prepara para un 101 aniversario.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Ismael Pérez, en el magisterio con los deseos de hace 50 años

Yami Montoya

Ofelia, una enfermera todo terreno

Danielle Laurencio Gómez.

Ernesto, el vigía de los trenes

Naily Barrientos Matos

Enviar Comentario


− 7 = uno