Díaz-Canel es del pueblo
Opinión

Díaz-Canel es del pueblo

Las Tunas.- Cuentan que en Puerto Padre la noticia corrió como la pólvora: el presidente Díaz-Canel está aquí. Y muchos corrieron a esperarlo frente al hospital pediátrico Raymundo Castro para saludarlo. Y lo saludaron.

Angélica Paredes, periodista de Radio Rebelde, describe el momento: Lo abrazan, lo besan, le toman fotos y le regalan palabras de aliento. Un hombre le pone la mano en el hombro y le dice como si fuera un viejo amigo: «Estás trabajando muy bien….» Díaz-Canel es del pueblo, nació de él, y tiene una respuesta, con paciencia y humildad, para cada queja o preocupación. Díaz-Canel está en #LasTunas y sientes que los tuneros reconocen la gestión colectiva del gobierno en el país #SomosCuba. 

Y a mí me vienen a la mente Fidel y Raúl Castro, de quienes Diaz-Canel es continuidad. Y es el mismo estilo, porque la continuidad no acaba, y por el contrario germina, y en este caso hacia el infinito.

Díaz-Canel es del pueblo porque es pueblo. Desde su natal Villa Clara, cuando a pesar de sus responsabilidades se «escapaba» a jugar softbol con la gente de la prensa y andaba por las calles como uno más. Desde Holguín, cuando recorría los barrios más apartados en su condición de primer secretario del Partido Comunista de Cuba; desde su posición de ministro de Educación Superior, cuando pasaba largas horas charlando con los muchachos.

Entonces cómo no hacerlo ahora que tiene la responsabilidad de empujar a una nación que lo sigue como ha seguido siempre a Fidel y a Raúl, porque para eso es continuidad, que no es solo una palabra, es un concepto de su propio pueblo.

Díaz-Canel es del pueblo

Díaz-Canel visita hospital pediátrico Raymundo Castro, de Puerto Padre

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

La historia de mi casa

Leydiana Leyva Romero

Precios topados, consumidores ¿respetados?

Naily Barrientos Matos

Internet también se viste de cordero

Yanely González Céspedes

Enviar Comentario


cuatro − 2 =