Informan plan de carreras universitarias para estudiantes de duodécimo grado en Las Tunas
Educación

Revalidar la Historia para no perder el camino

Revalidar la Historia para no perder el caminoLas Tunas.- Ya la Revolución cubana transita por el tercer mes rumbo a su aniversario 60, y aún nadie ha podido empañar ni borrar la historia que llevó a los esclavos a revelarse, a los mambises comenzar la lucha para librarse del yugo español, y a los rebeldes hacer realidad la emancipación de la isla.

Fidel Castro siempre dijo que un pueblo que olvide su historia está propenso al fracaso, y hasta entonces es una prioridad para el Estado cubano profundizar en la enseñanza de la misma, con sus aciertos y desaciertos, pero con la esencia de cada uno de los procesos por los que transitara esta nación.

Su estudio obligatorio como asignatura básica en Cuba no constituye un capricho, sino una estrategia para formar en el hombre nuevo la capacidad de actuar en consecuencia con su pasado y su presente. También porque la Historia, como cualquier resultado del actuar humano, es flexible, admite cambios y requiere de una actualización constante.

Marilín fue profesora de la asignatura Historia de Cuba en una escuela secundaria básica por más de 40 años, y asegura que el conocimiento nunca ocupa espacio.

«La Historia de Cuba es tan compleja como cualquier ciencia, por eso hay que leer y releer, investigar, profundizar, no conformarse con lo que nos pueda aportar un texto o una persona, hay que confrontar saberes, eso nunca está de más».

Precisamente por esos caminos andan los nuevos cambios que propone el Tercer Perfeccionamiento de la Educación en Cuba, en el cual la Historia es también objeto de varias transformaciones necesarias para motivar su estudio y enriquecer su enseñanza, con el fin de preservar todas las tradiciones de lucha en la formación de la identidad nacional.

Los cambios

La Historia de Cuba se introduce desde el Prescolar, con la conceptualización de algunos términos como «mambí» y rebelde», y el reconocimiento de figuras representativas del proceso revolucionario.

Luego en la Primaria, a través de la asignatura El mundo en que vivimos, se refuerzan esos contenidos, y en los grados quinto y sexto se enseña la formación ciudadana, los valores y las actitudes, que también se consolidan con la materia de Educación Cívica.

En la Enseñanza Secundaria Básica es en el último año en el que se estudia el programa de Historia de Cuba, mientras que en los preuniversitarios se desarrolla primero en onceno con el análisis de cuatro unidades, desde la formación de los antecedentes de la nacionalidad cubana hasta el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952; y posteriormente en el curso terminal de esta enseñanza es donde se retoman los contenidos a partir de esa efeméride hasta la Revolución en el poder.

Revalidar la Historia para no perder el camino
Yuniesky Expósito, metodólogo de la asignatura en preuniversitario. (tiempo21 Foto /MiguelDN).

Según Yuniesky Expósito, metodólogo de la asignatura en preuniversitarios, y jefe de la comisión provincial de Historia en Las Tunas, el experimento que propone el Tercer Perfeccionamiento demanda un mayor nivel de actualización, y en el caso particular de este territorio, una mejor preparación metodológica, para que la clase siga siendo el elemento y componente esencial, en el cual el alumno sienta que vive el hecho histórico y que no sea una simple relatoría o disertación del maestro.

«Existe un sistema de trabajo diseñado para que cada docente pueda aportar a la perfección de la bibliografía que se utilizará una vez terminado el experimento. Cada dos meses todos los territorios deben entregar un cuadernillo con las deficiencias y recomendaciones de los textos.

“En el tercer grado de la Primaria, se introdujo en la asignatura El mundo en que vivimos, una unidad dedicada a la obra del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, las efemérides y las etapas de la Historia de Cuba, mientras que en las secundarias básicas los cambios son para el programa de séptimo grado, en el cual se imparte la Historia del Mundo Antiguo y Medieval.

«Por otro lado, en el caso de la Enseñanza Media Superior se eliminarán contenidos como el poblamiento de América, sus culturas y su proceso de independencia, que se incluirán en el programa de Secundaria Básica, para que no se retroceda cuando se imparta el programa de Historia Contemporánea relacionado con los momentos actuales del sistema socialista, como ocurría antes del Tercer Perfeccionamiento”.

Caminos certeros

La provincia de Las Tunas adapta las demandas del Tercer Perfeccionamiento a su realidad, por lo que a partir de sus deficiencias se diseñan estrategias que mejoren la calidad de la enseñanza de la Historia de Cuba.

De ahí que las visitas a museos de grupos enteros de alumnos con sus profesores al frente sean más habituales en este curso escolar. También los conversatorios con los combatientes de la Revolución, las excursiones a sitios históricos de la localidad y los encuentros de conocimientos entre los estudiantes de diversas escuelas.

Este territorio cuenta con más de tres mil 500 profesores que imparten las asignaturas de Cultura Política, Educación Cívica, y El mundo en que vivimos, quienes se preparan a través de talleres mensuales y bimensuales que se organizan desde la Dirección Provincial de Educación, para formar bien la antesala a la enseñanza de la Historia de Cuba.

Pero cuando se habla de la Historia de Cuba, no basta con repasar lo que ya se ha dicho desde que se comenzó a impartir la asignatura, sino que es necesaria la autopreparación de cada maestro, el interés por descubrir algo nuevo y crear las vías más atractivas que enamoren a los alumnos del estudio de sus raíces.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Comprometidos con la enseñanza pedagogos en Las Tunas

Telma Machado Escanio

La FEEM en Las Tunas por un mayor protagonismo

Telma Machado Escanio

Voto enérgico de los universitarios de Las Tunas contra el bloqueo

Telma Machado Escanio

1 comentario

Juan Manresa 5 marzo, 2018 at 15:24

El conocimiento y dominio de la Historia de Cuba es elemental en nuestros días, para poder enfrentar la subversión política ideológica que lleva a cabo el gobierno norteamericano contra nuestro país, es imposible desconocer nuestra historia, debemos conocer de dónde venimos y hacía donde vamos en la sociedad actual. Con el empleo de las nuevas tegnológias ampliamos nuestros conocimientos con el acceso a diversos sitios o plataformas que nos permiten obtener información sobre nuestra historia patria, visitas virtuales a museos o sitios históricos, en estos momentos se imparte el curso a docentes ¨Cuba el sueño de lo posible¨, la flexibilización existentes en nuestras escuelas nos permite visitar lugares históricos en compañia de los familiares de los educandos y con ello extendemos el conocimiento de la historia hasta la familia. Hoy es una necesidad preservar el conocimiento de todas las tradiciones de lucha de nuestro pueblo en interés de consolidar la formación de la identidad nacional.

Respuesta

Enviar Comentario


siete − 6 =