Las Tunas, Cuba. Sábado 17 de Febrero de 2018
Home > El mundo > Elecciones en Colombia, nuevo reto para la paz

Elecciones en Colombia, nuevo reto para la paz

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

 

Elecciones en Colombia, nuevo reto para la pazBogotá.- Con el sabor agridulce que dejó la implementación de la paz en 2017, Colombia se dispone a un nuevo reto en 2018: las elecciones presidenciales.

Los colombianos acudirán a las urnas para elegir el Congreso (el 11 de marzo) y al nuevo presidente (25 de mayo, en primera vuelta).

Aunque es temprano para vaticinar resultados, ya se avizora una fuerte puja electoral entre los que apoyan el Acuerdo de La Habana y los que se le oponen.

¿Quiénes son los candidatos a la sucesión de Juan Manuel Santos?

De los más de 60 precandidatos que hace casi tres meses optaban por la presidencia, solo quedan 13 y ese abanico seguirá cerrándose luego de las consultas interpartidistas anunciadas para mediados de marzo.

Por vez primera es mayor el número de aspirantes presidenciales en Colombia avalados por firmas de ciudadanos que por elección de partidos políticos, son golpeados por escándalos de corrupción y muy cuestionados por el electorado.

De 11 políticos que optaron por la vía de presentar firmas de seguidores para inscribir sus candidaturas, ocho alcanzaron el mínimo exigido de apoyos, señalado en 386 mil 148, el equivalente al tres por ciento del total de los votos válidos depositados en las anteriores elecciones.

Fueron legitimados como candidatos a la jefatura del Estado el exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo, el exministro de Defensa Juan Carlos Pinzón y el exvicepresidente de la República Germán Vargas Llera.

También la exsenadora Piedad Córdoba, el exprocurador Alejandro Ordóñez, la exministra Marta Lucía Ramírez, el exalcalde de Santa Marta Carlos Caicedo y el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro.

Vargas, Caicedo, Córdoba y Árdoñez fueron los candidatos con más firmas avaladas.

Quedaron fuera de la lid por la presidencia el general (r) Luis Mendieta, el exdirector de Coldeportes Jairo Clopatofsky y el excomisionado de Paz Frank Pearl.

Avalados por sus partidos son también candidatos Humberto de la Calle (Liberal), Clara López (Alianza Social Independiente-ASI), Iván Duque (Centro Democrático), Viviane Morales (Somos) y Rodrigo Londoño, alias Timochenko (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común-FARC).

Como signo distintivo, por primera vez la principal exguerrilla colombiana podrá participar en la lid por la presidencia tras convertirse en partido político el 1 de septiembre de 2017.

Ello, sin lugar a dudas, le confiere un carácter histórico a estas elecciones, dimensión acentuada porque también en las urnas se definirá el rumbo que tomará la agenda de la paz en Colombia.

Que el 2018 sea de logros para la paz y para las reivindicaciones sociales es el deseo de las fuerzas de izquierda, democráticas y progresistas del país que apelan a la unidad de múltiples sectores como única vía para concretar tal aspiración.

«Ninguno solo llega», afirmó la candidata de la ASI, Clara López, impulsora de una gran coalición por la paz para poder derrotar la poderosa maquinaria electoral de la derecha.

Dos días después de pronunciar esa sentencia, la exministra de Trabajo de manera sorprendente se apeó del bloque del que ya formaba parte con Caicedo (Fuerza Ciudadana) y Petro (Colombia Humana), tras conocer que de la Calle declinó sumarse.

«Si la consulta no pudo ser el camino que nosotros esperábamos, pues tendremos que buscar otras maneras», señaló López en alusión a la negativa del exjefe negociador del gobierno en La Habana.

«No se pudo lograr la gran coalición y nuestro objetivo es buscar una fuerza imparable detrás de la implementación del acuerdo de paz», añadió.

De la Calle había sido invitado por la exministra a una consulta en marzo para elegir un candidato único de la centroizquierda defensora de la paz.

El representante del liberalismo esgrimió que la coincidencia de fecha de las consultas interpartidistas con las elecciones al Congreso lejos de favorecer la unidad en torno a la paz, la entorpecería.

No cerró la puerta del todo al llamado a la unidad, al manifestar que sigue apoyando la paz y que tras los comicios legislativos podría seguirse buscando coincidencias «que impulsen ese propósito superior».

Tampoco el candidato presidencial por la Coalición Colombia y exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo, abanderado del combate a la corrupción y defensor de la paz, aceptó la idea de una alianza política con De la Calle o Petro, dando a entender que se presentará solo en la primera vuelta.

Y a río revuelto en los sectores de centroizquierda, la derecha en Colombia mostró músculo.

A pocas horas de vencer el plazo para informar a la Registraduría Nacional los que irán a consulta el 11 de marzo, la exministra de Defensa Marta Lucía Ramírez aceptó disputar la candidatura única de la alianza promovida por los expresidentes Andrés Pastrana (1998-2002) y Álvaro Uribe (2002-2010).

De ese modo la candidata del movimiento «Por una Colombia Fuerte y Honesta» medirá pulsos con Iván Duque, candidato del uribista Centro Democrático y con el exprocurador Alejandro Ordóñez, candidato por firmas.

«He tomado la decisión de participar en la consulta (…) No podemos cometer la irresponsabilidad de dividir el voto», afirmó Ramírez, clara de que la unión hace la fuerza.

Días antes también había estado a punto de naufragar la alianza Uribe-Pastrana por desacuerdos entre las partes. Representante también de la derecha y de los grupos empresariales iría solo en primera vuelta el exvicepresidente Vargas Lleras, quien va apoyado por su partido Cambio Radical y a quien se le pronostican los votos del uribismo en segunda vuelta.

Con un papel en apariencia discreto en los espacios mediáticos hasta el momento, el exvicemandatario ya espetó que ve «con horror que sectores de extrema izquierda asuman el control del Estado». «Haré lo que esté a mi alcance para evitar que eso ocurra», afirmó.

Recordemos que Cambio Radical se desligó del gobierno en el apoyo a leyes necesarias para la paz y su discurso comenzó a parecerse a los que quieren hacer trizas lo pactado en La Habana.

De Vargas Lleras alguien comentó: «lucirá toda su destreza para asumir los comicios electorales. Cada uno de los aspectos, aristas o circunstancias que ofrece el sistema mismo serán hábilmente utilizados por él».

El camino por ahora está lleno de interrogantes y solo comenzará a despejarse en la febril disputa electoral de los meses venideros.

Consolidar la implementación de los acuerdos de paz en Colombia o asomarnos a su total desfiguración o naufragio dependerá en gran medida de quien salga victorioso en la contienda electoral.

El 2018 es clave para el proceso de paz en Colombia. (PL)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 − = uno