Radio Victoria en Vivo

InicioHistoriaGustavo Ameijeiras, la vigencia de su legado

Gustavo Ameijeiras, la vigencia de su legado

Las Tunas.-Por su ejemplo de lealtad, valor y compromiso, el joven tunero Gustavo Ameijeiras Delgado ocupa un sitial entre los mártires de las luchas contra la dictadura de Fulgencio Batista.

El Presidente en funciones de la Filial provincial de la Unión de Historiadores de Cuba, Ricardo Ávalo Avilés reveló a Tiempo 21 que nativo de Chaparra, actual municipio de Jesús Menéndez era el mayor de los diez hermanos y fue asesinado y su cuerpo tirado al mar en mayo de 1958.

En busca de mejores condiciones laborales, la familia se estableció en La Habana donde los varones encontraron trabajo como choferes de autos de alquiler.

Cuando viajaba hacía Santiago de Cuba, para conocer el destino de su hermano Juan Manuel, caído en el asalto al Moncada, fue apresado en Holguín como sospechoso de participar en las acciones y encarcelado con el resto de los monadistas

Ávalo Avilés explicó que «en la cárcel se familiarizó con las ideas de la Generación de Centenario y al ser absuelto tiene el mérito de haber distribuido los veinte mil ejemplares de la primera edición de La Historia me Absolverá. Se inserta también en la campaña proamnistía de Fidel a raíz del apresamiento del líder histórico en el que contribuye de conjunto con todo el pueblo la libertad de Líder de la Revolución y el resto de los de los asaltantes del Moncada».

Debido a sus actividades conspirativas, sufrió varias detenciones, intimidaciones y torturas. No obstante no cejó en la lucha y cuando el líder de la Revolución convocó al pueblo a la huelga de abril, organizó un grupo de compañeros para apoyar su organización en La Habana.

Tras el fracaso de la huelga, partió con rumbo a la Sierra Maestra con el objetivo de incorporarse al Ejército Rebelde. Evidentemente en algún punto el ejército logró capturarlo y nunca más se supo de él, explicó el historiador.

Solo después de enero de 1959 en los juicios a los esbirros en la fortaleza de La Cabaña, se conoció que tras su captura fue entregado al Servicio de Inteligencia Militar de la Habana donde fue salvajemente torturado y su cuerpo arrojado al mar, el 22 de mayo de 1958.

Fidel Castro comparó a la familia Almejeiras con los Maceo, pues dio grandes hombres y mujeres consagrados a lograr la independencia de la patria.

/lrc/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí