miércoles, enero 26, 2022
InicioSaludVIH, por una respuesta a la vida

VIH, por una respuesta a la vida

Mario de Jesús era un hombre promiscuo y nunca pensó en serio en el VIH. Toda su vida mantuvo relaciones sexuales fortuitas, desprotegidas y con personas casadas, porque a su existencia le daba sentido su suerte de conquistador.

La cantidad exacta de mujeres con las que tuvo sexo escapa de su memoria. Estaba con dos, tres, cuatro, e incluso cuando mantenía un matrimonio formal.

Lo mío era “Una raya más pa´el tigre”, “Andaba tirando tiros por doquier”, “Si lo aceptaban sabía que tendría una posibilidad”, cuenta Mario, mientras se avergüenza de su vida de andariego en la que casi llega a la disfuncionalidad, porque “En verdad, yo era como una máquina de sexo”, “Ya no sentía nada”.

Ahora rememora su vida bohemia mientras agradece a la vida o a Dios, “Sí existe”- sostiene-, porque no enfermó.

Cuando el resultado NO REACTIVO a VIH llegó esa mañana a su sala de hospital, respiró tranquilo junto a su actual pareja. Ahora está establecido. Dice que no la ha traicionado y quiere algo serio.

“Esa vida no da nada. Pude haberme enfermado, aunque, la verdad, no pensaba en eso. Creo que libré por poco, pero sé que no todos tienen esa posibilidad”.

En Las Tunas residen 660 personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), según una evaluación reciente del Programa de Prevención y Control de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS-VIH/SIDA), y solo en el actual año diagnosticaron 60 nuevos seropositivos.

VIH, por una respuesta a la vida
Mildre Pérez Ojeda. (FOTO/De la autora)

Mildre Pérez Ojeda, la jefa de la sección del Programa de ITS-VIH/SIDA y Hepatitis en Las Tunas, precisa que están concentrados en la provincia en el estudio de la carga viral de los enfermos, una vez que disminuye la incidencia de la Covid-19, y el 96 por ciento de esta población tiene la terapia antiretroviral, mientras registran un 83,3 por ciento de supresión virológica, la mayor aspiración del programa.

Este último indicador seguirá incrementándose paulatinamente, destaca la doctora Pérez Ojeda, por la continua evaluación de nuevos resultados.

«El comportamiento del virus ha sido prácticamente similar. Es el sexo masculino, y en lo particular, los hombres que tienen sexo con otros hombres, los más afectados. Por lo tanto, el trabajo sigue enfocado en la prevención en poblaciones claves: personas sanas que se exponen al riesgo y los enfermos; tratamiento y control para lograr la supresión virológica, trayendo como resultado la disminución de la carga viral comunitaria y así la eliminación de la transmisión del VIH».

Luego de los meses más intensos de la Covid-19, se hizo una descentralización del servicio de laboratorio y los exámenes para conocer la carga viral, a los que ahora podrá acceder el paciente en la atención primaria de salud desde su consultorio del médico y la enfermera de la familia. Además, el programa ganó un especialista en Medicina Interna, encargado del seguimiento del seropositivo.

Días muy difíciles por la Covid 19. Existe ansiedad, ¿Qué usted sugiere a la población sexualmente activa?

«Las personas pueden mantener su comportamiento, lo que debemos lograr, en materia de educación y prevención, es que se protejan y utilicen todos los medios posibles para lograrlo.

«Nuestro trabajo se encamina a las poblaciones expuestas al riesgo y entre esos grupos tenemos a los hombres que tienen sexo con otros hombres, las llamadas chicas TRANS, del sexo masculino, y quienes practican sexo transaccional. Tratamos de eliminar estigmas, prejuicios y discriminación».

El déficit de preservativos ha marcado este año 2021, ¿Cómo evitar el VIH si no existen medios de protección?  

«Las relaciones sexuales no pueden evitarse, pero sí es prudente alargar el inicio de ellas. Evitar el cambio frecuente de pareja. Si existen conductas de riesgo preocuparse por disponer del preservativo.

«A través del médico y la enfermera de la familia se viabiliza el examen serológico, que es muy importante la población se practique una vez al año».

Este 2021 el lema de las actividades de la Jornada de Respuesta al VIH es “Poner fin a las desigualdades, el sida y las pandemias” y en Las Tunas, al oriente de Cuba, tras más de 30 años se trabaja para lograr una respuesta a favor de la vida.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Dejar respuesta

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre

ÚLTIMAS NOTICIAS

Titulares en Inglés / Headlines in english