miércoles, enero 26, 2022
InicioHistoriaEstudiantes de medicina, muertos pero no olvidados

Estudiantes de medicina, muertos pero no olvidados

Aunque tuvieron un juicio, el proceso fue tan injusto que el fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina, el 27 de noviembre de 1871, es considerado uno de los crímenes más brutales del gobierno español en Cuba.

Toda la clase fue a parar al calabozo, a las ocho de la noche del 25 de noviembre,  luego de la falsa denuncia del cuidador del cementerio de que habían rayado el cristal que cubría el nicho donde reposaban los restos de un militar español.

Los voluntarios españoles se amotinaron y pidieron el más duro escarmiento para los jóvenes. Sin importar el apellido, la riqueza o la influencia de la familia, ni el repudio de la sociedad, ocho estudiantes de medicina fueron fusilados y enterrados en una fosa común.

En la ciudad de Las Tunas, en el aniversario 85 de los sucesos, un grupo de jóvenes revolucionarios develaron un busto a Federico Capdevila, el abogado defensor, en acto de rebeldía contra el gobierno de Batista.

Desde entonces, el monumento en una esquina del parque central Vicente García es escenario de actividades de homenaje a los mártires y manifestaciones estudiantiles de apoyo a la Revolución cubana.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Dejar respuesta

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre

ÚLTIMAS NOTICIAS

Titulares en Inglés / Headlines in english