Especialista tunero de la brigada Henry Reeve pondera labor realizada en México, Honduras y Venezuela
René Aveleira Cutiño. (FOTO/Miguel Díaz Nápoles)

Aveleira, «un guajiro científico»

Alguna vez René Aveleira Cutiño soñó ser médico veterinario, no fue así. Mas, decidido a seguir el camino de la vida, hoy es epidemiólogo y sus conocimientos constituyen una fuente compartida en Cuba, en América Latina, África, Oceanía o Europa. Este hijo de «La Blanca» ha marchado hacia donde ha hecho falta, así lo dicta su condición de médico y de revolucionario.

Como miembro del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, ha prestado colaboración médica en países tan distintos como la República Bolivariana de  Venezuela, en Islas Fiji, en la lucha contra el ébola en Sierra Leona o en Italia y México cuando ambos países batallaban con intensidad contra la pandemia. El más reciente de los desafíos fue comandar un equipo de tuneros que en Matanzas le plantó batalla al virus de SARS CoV-2; allí, como en las anteriores misiones, su propósito fue salvar vidas.

«Imagínate una persona que nació en un pueblo pequeño de Manatí… si no hubiera sido por la Revolución no me hubiera formado como lo que hoy soy. Eso me ha dado la posibilidad de compartir también mis conocimientos y cada misión ha sido una escuela para aprender y aportar», nos dice este «guajiro científico» que guarda en sí una de las tantas evidencias del valor simbólico y práctico que posee el proyecto socialista cubano.

En audio:

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Luis Orlando Feria: he llorado la pérdida de un paciente

Edelmis Cruz Rodríguez

Alcides Vicente: mi barrio México y yo

Miguel Díaz Nápoles

Trabajo y sonrisas, manos y rostro de una mujer rural

Yenima Díaz Velázquez

Escribir Comentario