Yordanis, un hombre que nació para producir alimentos
El campesino tunero Yordanis Montejo no tiene en cuenta el valor monetario que pudiera obtener por los productos que dona con frecuencia al hospital pediátrico de esta ciudad. (FOTO PERIÓDICO 26/ Reynaldo López Peña)

Pipo no descansa en su empeño de hacer el bien

Sus allegados le llaman Pipo, cuatro letras que encierran mucho cariño, y precisamente eso es lo que siente cualquier mortal delante de este hombre de cuerpo grande y alma enorme, de probada sensibilidad ante los infantes y de mucha generosidad.

El campesino tunero Yordanis Montejo Vargas lo volvió a hacer.  Por tercera vez llegó al Hospital Pediátrico Mártires de Las Tunas, “un sitio en el que siempre pienso porque a los niños los tengo en el corazón, me duele saberlos enfermos”.

Él no tiene en cuenta el valor monetario que pudiera obtener por los productos que dona con frecuencia a la institución de Salud de esta ciudad, encargada de la asistencia de los más pequeños. Y lo mejor es que insiste en seguir haciéndolo.

“Traer donaciones es algo grande, reconfortante. Vemos la situación del país y lo que uno puede hacer es producir alimentos y ayudar. Siempre que se coseche algo dentro de mi finca, semana por semana volveré a compartir lo que tengo para ellos”.

Lo hace por voluntad propia, nadie lo obliga y su desprendimiento lo ha convertido en ejemplo para los asociados a la Cooperativa de Créditos y Servicios Carlos Manuel de Céspedes, del municipio cabecera, de la que es su presidente, además de un destacado productor de carne porcina y vacuna.

En su tercera entrega al hospital pediátrico llevó consigo un toro, de más de 600 libras, con el que se alimentarán los infantes ingresados en la institución.  Antes había donado varios productos como arroz, mazorcas de maíz y mango, además de tres cerdos.

El nuevo Coronavirus se empeña en lastimar, pero frente a la epidemia los campesinos de Las Tunas ayudan a salvar porque “nosotros seguimos las ideas de Fidel y estamos donde hace falta. Es la forma que tenemos de servir todos los días a la Patria”.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Luis Orlando Feria: he llorado la pérdida de un paciente

Edelmis Cruz Rodríguez

Alcides Vicente: mi barrio México y yo

Miguel Díaz Nápoles

Trabajo y sonrisas, manos y rostro de una mujer rural

Yenima Díaz Velázquez

Escribir Comentario