A 27 años, un maleconazo de dignidad
Los tuneros reafirmación su compromiso con el proceso revolucionario cubano. (FOTO/Aliuska Barrios Leyva)

A 27 años, un maleconazo de dignidad

Las Tunas.- De cobardes es aprovecharse de los problemas y las circunstancias difíciles de otros para arremeter contra ellos e intentar doblegarlos, pero cuando los principios están bien cimentados no valen fuerza ni escaramuza alguna del enemigo, por poderoso que sea.

Así patentizaron vecinos del Reparto Segundo (conocido popularmente como México) en la ciudad de Las Tunas, cuando se reunieron en la pequeña plaza de su comunidad para recordar los sucesos del 5 de agosto de 1994 en La Habana, momento, que al rememorar varios oradores que allí tomaron la palabra, fue una patraña del gobierno de Estados Unidos al igual que lo acontecido el pasado 11 de julio.

En 1994 atravesábamos la peor situación económica en los años de revolución, tras la caída cuatro años antes del socialismo en Europa, Cuba perdió el 80 por ciento de su comercio exterior y la tercera parte de su producto interno bruto, trayendo consigo que escasearan los alimentos, medicinas y disminuyera considerablemente la calidad de los servicios, entre ellos el alumbrado eléctrico, los apagones por entonces se extendieran hasta 12 horas.

Ese momento fue aprovechado por los enemigos del norte para intensificar la campaña de comunicación a través de las mal conocidas radio y televisión Martí, que alentaban la emigración ilegal masiva.

El 5 de agosto de 1994 desde Miami se anuncia que cuatro embarcaciones saldrían a recoger todo el cubano que lo deseara en el Malecón habanero, no fueron pocos los que desde varios lugares de la capital hasta allí se trasladaban y en su caminar provocaron actos vandálicos que tuvieron que ser contenidos por las autoridades.

El disturbio crecía mientras avanzaba el día y llegó la hora en que, sin nadie imaginarlo, apareció, como otras tantas veces, para dar el frente y estar en la primera línea de combate, el Comandante en Jefe Fidel Castro, solo su presencia fue suficiente para calmar la situación y el pueblo comenzara a gritar, pa lo que sea Fidel, pa lo que sea… Ese momento conocido como en Maleconazo fue sin dudas una victoria más del Líder cubano.

El 11 de julio pasado, recordó en el acto Yanisbel García Ramírez, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas en el municipio, el enemigo aprovechó una vez la difícil situación económica y sanitaria, agravada por el recrudecimiento del bloqueo estadounidense para, a través de las redes sociales, llegar al clímax de una campaña política comunicacional que desde mucho antes se venía gestando para alentar el desorden en varios lugares del país. En medio de la situación y en uno de los lugares por donde comenzaron los disturbios, San Antonio de Los Baños, apareció nuestro presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez para, al igual que Fidel en 1994, estar en la primera línea de combate junto a su pueblo.

No nos dejemos engañar, enfatizó en este acto de reafirmación revolucionaria la líder juvenil tunera, el enemigo de hoy es el mismo que desde hace 60 años pretende rendirnos por hambre y miseria, pero contra esas pretensiones hay un pueblo dispuesto a darlo todo.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Etecsa en Las Tunas, por la senda de la informatización

Leydiana Leyva Romero

Implementan en Las Tunas normas jurídicas para creación de mipymes

Ordey Díaz Escalona

Cooperativa majibacoense diversifica sus producciones

Adriana Barrera Santiesteban

Escribir Comentario