Maceo y Che, la entrega a la libertad

Maceo y Che, la entrega a la libertad

Las Tunas.- La estrella que ilumina y mata marcó el destino de dos grandes héroes americanos que escogieron el camino de entregarse a la causa independentista de Cuba y luchar contra todas las formas de opresión.

Antonio Maceo Grajales y Ernesto Guevara de la Serna, por esas hermosas «locuras» del azar, vieron la luz el 14 de junio.

El Titán de Bronce, en Santiago de Cuba en 1845, y de sus padres Mariana y Marcos heredó el espíritu indómito y el inclaudicable empeño de libertar a la Patria del yugo colonial español.

El Guerrillero Heroico, 83 años después en la ciudad argentina de Rosario, y desde pequeño aprendió con Celia y Ernesto a odiar cualquier tipo de injusticia y a defender los derechos de los desposeídos de la tierra.

Siendo de origen humilde y escasa preparación, Antonio se convirtió en una de las figuras más importantes de las largas Guerra de Independencia contra España y en ellas ganó a fuerza de coraje e inteligencia natural los grados de Mayor General del Ejército Libertador.

Con su salud de hierro sobrevivió a más de 26 heridas de guerra.  Sus dotes de estratega militar y su valor lo convirtieron en el contrario más temido por los españoles. El enemigo nunca logró doblegarlo y cayó en combate el 7 de diciembre de  1896.

Ernesto, desde pequeño dio muestras de tenacidad y desafiando la grave enfermedad pulmonar que lo asolaba, estudió Medicina y dio rienda suelta a su espíritu aventurero en su viaje por América.

Su encuentro con Fidel en México marcó su destino. Desde su arribo en la expedición del Yate Granma y tras el bautizo de fuego de Alegría de Pío se convirtió en uno de los líderes más importantes de la Revolución.

El triunfo de enero de 1959 sacaría a la luz otras facetas de Guevara. Pero para él, la liberación de Cuba era solo la primera etapa de un inmenso proyecto que abarcaba la emancipación de otros pueblos del mundo.

Tras su muerte física, el 8 de octubre de 1967 en Bolivia, se convirtió en leyenda y faro para los que sueñan con mundo más justo.

Maceo y Che,  hombres que comparten la admiración de millones de personas por su pensamiento político de avanzada, su honestidad y valor a toda prueba.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Juan Gualberto Gómez, patriota y periodista, de Matanzas y para Cuba

María Esther Pupo Hechavarría

Celebran en Las Tunas Día del Historiador cubano

Luisa Elena Rivera Cubelo

Fidel, la memoria en imágenes

Naily Barrientos Matos

Escribir Comentario