Con la llegada del periodi lluvioso en mayo los campesinos tuneros impulsan la producción de alimentos. (FOTO/Archivo)

Agropecuarios de Las Tunas en espera del periodo lluvioso

Las Tunas.- Mayo es, sin generalizar, uno de los meses más importantes para el sector agropecuario del país y, especialmente, para la provincia de Las Tunas, ubicada entre los territorios más secos de la Isla, con un promedio de lluvias de apenas mil 038 milímetros al año.

El quinto mes de cada calendario marca la llegada del periodo lluvioso y más que el hecho en sí, importan y alegran los primeros aguaceros, que no solo rompen las altas temperaturas que habitualmente marca abril, sino que son un alivio para los suelos, calientes y secos.

Con las precipitaciones se devuelven las esperanzas a los campesinos y trabajadores estatales del sector agropecuario, pues esta es una zona secana y los cultivos permanentes se deterioran o dependen de riego, y los de ciclos cortos llegan a su madurez con dificultades por la falta de agua.

En enero del actual año, fuentes de la delegación local del Ministerio de la Agricultura informaron que actualmente existen en el territorio unas 10 mil 537 hectáreas bajo riego, lo que representa el 34 por ciento del área cultivable total.

En esos entornos se priorizan los granos y otros renglones que requieren mucha agua o tributan al balance nacional, y el resto de las áreas dependen de lo que regala la naturaleza para estas fechas o de disímiles alternativas que los productores ponen en práctica.

La ganadería, especialmente vacuna, bufalina y ovino-caprina, también resulta muy beneficiada con la llegada de las lluvias de mayo, porque ya los pastos naturales están muy deteriorados y, con su reverdecer, renacen las producciones de leche y carne.

Ahora, tras la implementación de un amplio paquete de medidas para incrementar la producción de alimentos, los ganaderos tuneros tendrán a la lluvia como una fiel aliada pues son buenos los precios de la carne y la leche; y resulta tentador que puedan sacrificar y consumir algunas de sus reses.

Igual ocurre con los agrícolas, esperanzados en el crecimiento de viandas, granos, hortalizas y frutas, además de iguales beneficios al tabaco, el incipiente desarrollo del café en el llano y la caña de azúcar.

En los ocho municipios tuneros hay varios centenares de hectáreas roturadas, en espera del inicio de las precipitaciones para comenzar la siembra de diferentes renglones.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Aumenta en Las Tunas superficie de uso agrícola

Yenima Díaz Velázquez

Celebrarán en Las Tunas Día del Historiador Cubano

Tania Ramirez

Instan a incrementar la producción de alimentos en Las Tunas

Julián Velázquez

Escribir Comentario