Rige en Las Tunas nueva política de comercialización de productos agropecuarios
(Periodico26/Foto: Rey López)

Rige en Las Tunas nueva política de comercialización de productos agropecuarios

Las Tunas.-  Por estos días, los Consejos de la Administración de los ocho municipios tuneros aprobaron los precios máximos para las viandas, las hortalizas y la carne de cerdo y de ganado ovino-caprino, entre otros productos alimenticios que no tienen precios centralizados.

Eso es parte de las acciones relacionadas con la nueva política para la comercialización de productos agropecuarios, aprobada en el país en esta etapa de la implementación de la Tarea Ordenamiento y traerá consigo beneficios a los productores y la población.

Como principal novedad, sobresale la flexibilización del escenario anterior, a partir de las facultades de los Comités de Contratación de concertar precios y definir la red de comercialización que más se ajuste a cada territorio, en puntos de venta y mercados y con vendedores ambulantes.

Yoel Martínez Vargas, delegado del Ministerio de la Agricultura en Las Tunas, explicó que la comercialización minorista puede ser practicada por las empresas estatales, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, los propietarios de tierra, usufructuarios y trabajadores por cuenta propia, en la modalidad de carretilleros.

Dijo que todo el sistema se ha regulado bajo el programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, mediante la granja urbana de cada municipio y que, con los cambios establecidos, se aprecia un notable incremento de los puntos de venta, incluyendo a unos 570 carretilleros.

Para garantizar la presencia de los cultivos varios en la mesa de la población, el sector agrícola de Las Tunas incrementa áreas en los polos productivos de los ocho municipios y sobresalen Fleitas y Turcios Lima, en Manatí; La Guabina y Gayol, en Puerto Padre; El Retiro y La Yaya, en Jesús Menéndez, y Las Coloradas, en Majibacoa.

También, en Majagual y Calera, del territorio cabecera; Dos Hermanos y Macagua, en Jobabo; Las Mercedes, en Colombia, y La Olema y el plan de desarrollo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en Amancio.

Además, en la provincia se incrementa al per cápita de área de los productos que rigen el programa de autoabastecimiento municipal de la población; por ejemplo, el boniato.  Eran 1.2 hectáreas por mil habitantes y se extendió a 3 hectáreas por mil habitantes.

Con la nueva política de comercialización se estableció un límite a los precios de diferentes productos en cada municipio; pero, se igualó el costo de la carne de cerdo, a 85 pesos la libra y la de ganado ovino-caprino a 90 pesos y esas cuotas son de obligatorio cumplimiento.

Para el pago de los impuestos, la Oficina Nacional de Administración Tributaria determinó una bonificación del cinco por ciento y la asociación a las granjas urbanas de cada municipio pues esa actividad no está reconocida entre las opciones para el trabajo por cuenta propia.  En el caso de los vendedores de carne, entregarán una comisión del uno por ciento de sus ventas diarias a la granja urbana a la que estén asociados.

Para un futuro cercano se prevé en esta ciudad la reapertura del Mercado del Ferrocarril, histórica plaza comercializadora de productos agropecuarios, y se reclama el concurso de la población para denunciar oportunamente las violaciones detectadas y acompañar la gestión de los cuerpos de inspección.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Celebran en Las Tunas acto provincial por el Día del Campesino

Yenima Díaz Velázquez

Restaurante Nuevo Mundo perfecciona sus ofertas y servicios en Las Tunas

Julián Velázquez

Instalan nueva conductora para mejorar abasto de agua en la ciudad de Las Tunas

Esnilda Romero Mañas

Escribir Comentario