Mairelis, mujer tierna y fuerte

Mairelis, mujer tierna y fuerte

El sol ni siquiera muestra sus primeros rayos por el horizonte y ya Mairelis Betancourt Domínguez ha cumplido parte de las tareas que se programó para esa jornada, que bien pudiera ser de un lunes; pero, también de un domingo.

Para ella no hay distinciones entre los días de la semana, pues sus rutinas siempre son las mismas: levantarse aproximadamente a las cuatro de la mañana, hacer el desayuno para su esposo, en lo que él atiende al ganado, y cuidar de sus hijos.

Tiene tres.  Dos de este matrimonio y una niña del anterior. A todos los adora, como ama también la vida en el campo porque «es difícil; pero, estimula.  Una no tiene que preocuparse por lo que va a cocinar, pues sale al patio y ya, escoge una gallina u otro animalito».

Ella es ama de casa y cuida de sí con la misma pasión que vela por los suyos.  No tiene ni un minuto de descanso porque en sus pocos momentos libres, una voz de apenas dos años reclama constantemente que le hablen, que lo alimenten y que jueguen con él.

A pesar de tanto trabajo es feliz allá en Cuatro Caminos, del municipio de Las Tunas.  Ama y la aman. Guía su hogar y siente un orgullo infinito por haber nacido en los campos de Cuba y por ser mujer, y eterna enamorada de la vida.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Omar, un productor que apela a la ciencia y la tecnología

Yenima Díaz Velázquez

Luis Enrique conduce por la salud del pueblo

Esnilda Romero Mañas

Leonor Téllez: “todo lo que se haga con amor sale bien”

Luisa Elena Rivera Cubelo

Escribir Comentario