miércoles, febrero 1, 2023
InicioLas TunasEn Majibacoa, un pelotón a la vanguardia

En Majibacoa, un pelotón a la vanguardia

«Acaban de llegar al mejor pelotón», fueron las palabras con las que nos recibió Gustavo Nápoles Álvarez, jefe de pelotón Mecanizada dos de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Atención al Productor Agropecuario, en el municipio de Majibacoa.

Arribamos al lugar avanzada la mañana con un sol abrasador y un calor que hacía brotar las gotas de sudor de aquellos hombres que parecían incansables. Un ambiente agradable en medio del verdor del cañaveral y el rechinar de los equipos de la cosecha; todo ello en armonía con las expectativas y metas de un colectivo que acostumbra a estar en la delantera en la emulación.

En Majibacoa, un pelotón a la vanguardia
Gustavo Nápoles Álvarez, jefe de pelotón Mecanizada dos

«Somos de los más destacados porque cumplimos la misión diaria. Tenemos dos máquinas muy buenas, al igual que sus operadores; por ejemplo, nuestro propósito es de 300 toneladas, y ¿sabe cuánto picamos, 545?, es el 190 por ciento», afirma con orgullo el jefe.

Desde que inicio la presente zafra este grupo de vanguardia ha recorrido los campos cañeros de sitios como “Providencia, y “Yeso Diez”, pero mantienen la disposición de acudir a donde sea necesario; haciendo honores a su lema de “cumplir siempre la tarea”. Para aprovechar cada jornada, dice Nápoles Álvarez, comienzan sobre las 5 y 30 am y se retiran pasadas las nueve de la noche, lo que evidencia el compromiso de sus 14 integrantes.

Actualmente disponen de dos combinadas marca KTP 3000, cinco camiones de alto porte, así como sus respectivas carretas autobasculantes dedicadas al tiro directo al basculador del central.

UN MILLONARIO EN EL COLECTIVO

En Majibacoa, un pelotón a la vanguardia
Roberto Ávila Torres, operador de combinadas

Entretanto, Roberto Ávila Torres, operador de combinadas, agrega que han logrado llegar hasta aquí debido a la buena reparación que les hicieron a los equipos, y asegura que su vieja cosechadora nunca se rompe, «tiene que ser que se trague un hierro, y cuando esto sucede a inventar para arreglarla».

La cosecha es una labor compleja que requiere de medios mecánicos para la recolección y de transporte, así como de personal calificado para el manejo de las máquinas. Este experimentado operador sabe que el secreto está en no descuidarlas, «soy muy celoso con mi combinada, no dejo que nadie la toque, y estoy pendiente de revisarla al terminar el día, fíjese que dice mi esposa que solo me falta dormir con ella».

Es esta entrega a su trabajo lo que hace posible que desde hace cinco años Roberto Ávila Torres, se convierta en el primer millonario de la provincia, meta a la que se aproxima en la presente campaña, pues a 65 días de su inicio ya sobrepasa el tercer paso del millón de arrobas cortadas.

Con una alta productividad por jornada en la etapa, este hombre sabe que de ello depende el resultado final de su gestión económica. Por eso cuando le pregunté sobre el salario tras la implementación de la Tarea Ordenamiento, me dijo- «Yo gano lo que soy capaz de picar, y eso me parece justo».

«ELLA ES PARA NOSOTROS COMO UNA MADRE»

En Majibacoa, un pelotón a la vanguardia
Nery Almaguer, cocinera del pelotón

El apoyo a los pelotones de combinadas que hacen zafra lo brindan con los comedores móviles —dotados de cocina—, con su servicio completo, y bien servido por mujeres como Nery Almaguer Ramírez, quien desde hace cinco años es la cocinera de “Mecanizada dos”.

En uno de esos comedores ambulantes, degustamos de la sazón de Nery, siempre al pie del fogón y preparando exquisitos platos que conforman el menú de cada día.

«Aquí yo me siento bien, somos como una familia, y me ayudan en todo desde preparar el hielo hasta pelar una vianda, siempre con buena disposición y carácter».

«¡¿Qué si me gusta la zafra?! Figúrese, usted: que salgo a trabajar a las cinco de la mañana, y regreso después de las nueve de la noche; esta es mi casa. Pongo todo el amor para que ellos estén satisfechos con el sabor de las comidas», afirma, mientras sonríe ante los muchos elogios de sus compañeros.

***

La UEB  Atención al Productor Agropecuario en Majibacoa es un buen ejemplo de la concatenación en el sector azucarero entre la Industria y la Agricultura, pues de este engranaje dependen los resultados de las últimas contiendas en el central más joven y eficiente del territorio.

Y es que la mecanización es clave para el ascenso constante de los rendimientos agrícolas, es decir, aumentar la producción mediante el incremento de los rendimientos y no de las áreas. En este empeño resulta vital el empleo de máquinas que humanizan la labor agrícola, y permiten el corte bien pegado a la tierra para el mejor provecho del dulce tallo.

Gracias al quehacer de colectivos como el de «Mecanizada dos» se cumple con la cadena productiva para garantizar las molidas estables en los centrales. De ahí la frase de muchos azucareros que refieren que “el azúcar se produce en el campo”. Y es que el proceso de fabricación de azúcar resulta una larga cadena productiva que inicia en el surco y no termina hasta el embarque del último grano del dulce.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Radio Victoria en Vivo

Últimas Noticias