En zafra el coloso Antonio Guiteras de Las Tunas

0
4
La falta de materia prima ocasiona reiteradas interrupciones en el proceso fabril. (PERIÓDICO 26/FOTO/Reynaldo López Peña)

Las Tunas. – El central Antonio Guiteras, del municipio de Puerto Padre, comenzó oficialmente su molienda, tras la certificación de cada una de sus áreas, y la entrega de los compromisos de las unidades productoras del territorio de aportar un millón 66 mil toneladas de caña para la presente contienda.

La producción de azúcar del “Guiteras”, ubicado en el poblado de Delicias, será destinada a la exportación y al consumo nacional. Además, el jugo de los filtros se enviará a la destilería Delicias, aledaña al central, para elaborar los rones de elevada calidad.

Mauricio Saavedra, coordinador de zafra en ese territorio, dijo que la cosecha agrícola allí involucra a 52 máquinas, entre ellas 10 de las nuevas tecnologías, llamadas KASE, las que, unidas a las alzadoras, tractores, camiones, remolques, carros, y locomotoras, entre otros medios y equipos mecanizados, serán responsables de aportar toda la gramínea que se molerá diariamente en el coloso.

A pesar de las afectaciones que originaron las lluvias, con un período inusual para esa etapa del año, las plantaciones cañeras de las unidades productoras que tributan al “Guiteras” cuentan con la materia prima necesaria para garantizar las altas molidas que exigen los escenarios actuales.

Laira Leyva, jefa de fabricación de la Unidad Empresarial de Base en el central, expresó que la fábrica arranca con condiciones que le permiten tener certeza, después de una larga campaña de reparaciones fabriles matizada por la carencia de recursos y las exigencias en las normas sanitarias para prevenir la Covid-19.

A pesar de los reveses se eliminaron los cuellos de botellas que se presentaron en la campaña anterior. Distingue en la etapa la capacitación del personal y la experiencia de cada uno de los colectivos para realizar una zafra fuerte en los 164 días de operaciones planificadas, y moler al 80 por ciento de la capacidad del coloso. Ello permitirá una vez más cumplir con las toneladas de azúcar encomendadas en el plan técnico económico.

El reto de los trabajadores azucareros que participan en la presente contienda está en hacer de la eficiencia la mejor arma para sacar a la gramínea la mayor cantidad de sacarosa, y de esta manera no perder materia prima por ineficiencias en la fábrica.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Dejar respuesta

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre