Dayron Blanco, en el corazón de su pueblo

0
0
Último partido de Dayron con Las Tunas. (FOTO/Del autor)

Las Tunas. – Cuando el pasado lunes 16 de noviembre en horas de la mañana se dio a conocer la triste noticia del fallecimiento del destacado futbolista amanciero, Dayron Blanco Youseff, toda una provincia se vistió de luto. Un fatal accidente de tránsito le quitaba la vida a uno de los jugadores de fútbol más talentoso que recuerda la historia de este deporte en Las Tunas.

Fue muy querido por la afición futbolística en toda la geografía tunera, pero en especial en su natal Amancio, donde sin dudas era un ídolo; admirado también por su carácter afable y alegre.

Dayron comenzó a destacarse desde muy temprana edad, sobresaliendo entre sus coterráneos, y todo ese talento pudo demostrarlo en la EIDE Carlos Leyva González. Casi de inmediato obtuvo importantes resultados deportivos.

Con tan solo 17 años fue llamado a la selección nacional de esta categoría. Tuvo la oportunidad de representar a nuestro país en varios eventos a nivel internacional, y se recuerda de manera especial el título alcanzado en una Copa del Caribe. Luego siguió sus pasos en la sub 20 y formó parte del equipo tricolor que estuvo en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México.

Ya como integrante de la selección nacional absoluta participó en la Copa de Oro del 2013, así como la Copa del Caribe en el 2014, evidenciando su valía en todas las ocasiones en las que sus entrenadores contaron con él. Su epílogo con el equipo nacional cubano fue en octubre del 2017, en ocasión del encuentro amistoso ante los Estados Unidos, celebrado en nuestra capital.

En los torneos domésticos destacó siempre por su aporte goleador a la causa tunera, con una técnica depurada para anotar goles a balón parado. Más de una vez Dayron enloqueció a la afición tunera ya no solo por sus goles, sino también por sus regates, por sus habilidades en la cancha de juego; en fin, por su exquisito fútbol.

Más recientemente tuvo la oportunidad de jugar en el extranjero, específicamente en tierras uruguayas, demostrando allí que tenía mucho fútbol en sus piernas. Dayron regresó a su patria querida y ya se preparaba para representar a Las Tunas en venideros torneos nacionales. Sin dudas, una pérdida irreparable para el deporte tunero y en específico para el fútbol.

***

Este periodista, en los funerales de Dayron, tuvo la oportunidad de conversar con compañeros de su equipo, que no solo lo consideraban como el mejor de todos, sino como un amigo, un hermano.

Maikel Celada Cabrera (capitán del equipo Las Tunas): “Dayron era una persona muy alegre, no recuerdo haberlo visto triste en ningún momento. Yo lo acogí cuando llegó al equipo de Las Tunas, siempre estaba para él; fuera de los terrenos de juego éramos como hermanos. He tenido la oportunidad, por el tiempo que llevo en este deporte, de ver a muchos jugadores talentosos, pero como Dayron muy pocos en el país. Es una lástima lo sucedido ahora, recuerdo que cuando volvió desde Uruguay me llamó y me dijo que quería volver a representar a Las Tunas, que lo iba a dar todo por su provincia”.

Miguel García Cardoso (compañero de Dayron desde las categorías inferiores): “Era un excelente amigo, no tenía un no para nadie, nos conocíamos desde pequeñitos y ambos empezamos a jugar juntos al fútbol. Recuerdo que estábamos en noveno grado y ya Dayron era el mejor. Fuimos juntos a campeonatos nacionales, cuando a él, a Daniel Cantero y a mí nos seleccionaron para el equipo nacional sub 17 años. Una vez concentrados allí, desde el mismo inicio, demostró a todos que era el mejor por su talento. Los amancieros nos sentimos muy tristes con lo sucedido, resta ahora recordarlo siempre”.

Juan Antonio Tórres Laso (uno de sus primeros entrenadores): “Puedo decirte que desde que Dayron entró al seminternado Abel Santamaría de Amancio se notaba que iba a ser muy bueno en el fútbol. Recuerdo que desde que salía de su casa venía dándole patadas a un balón y regresaba de la misma forma. Participamos en varios eventos pioneriles provinciales y nacionales, y él siempre se destacaba, ya el resto de su carrera deportiva todos la conocemos.

Me gustaría recalcar que, desde niño, siempre fue muy bien educado, tranquilo, serio, respetuoso. Su familia se preocupó mucho por él, sobre todo su mamá. Esto que le sucedió ha dejado muy dolido a todo el pueblo, pues Dayron supo ganarse el cariño de los amancieros”.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Dejar respuesta

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre