Ahorrar electricidad, una máxima de estos tiempos
Podcast

Quédese en casa pero ahorre electricidad

A través de las redes sociales y los medios de comunicación llega un mensaje, #QuédateEnCasa.  Esta recomendación poco a poco el pueblo cubano ha ejecutado, especialmente aquellos que desde su hogar pueden gestionar sus contenidos de trabajo. En casa por estos días permanecen también a tiempo completo los escolares que recesan sus procesos de enseñanza hasta nuevo aviso.

Pero, cuidado. Ya han pensado en cuánto se podría disparar el consumo eléctrico si no tomamos conciencia. Sobre el tema conversaremos Sin pelos en la lengua.

Nadie quiere saber del apagón ¿Recuerda el bullicio del barrio cuando por fin llegaba la corriente? La experiencia de años pasados nos alerta. Es que la electricidad se ha hecho indispensable para nuestras vidas al punto de que nadie sabría qué hacer sin este servicio y aunque los especialistas de la Empresa Eléctrica en Las Tunas no prevean por ahora estas afectaciones, sí remarcan la necesidad de cuidar la economía particular y la del país.

Escuche el podcast

Ir a descargar

Según datos ofrecidos por Anisley Santiesteban Velázquez, director de la Unidad Empresarial de Base de Servicios Comerciales de la Empresa Eléctrica en Las Tunas, “el plan de demanda del horario pico diurno es de 78 mega watts pero los valores actuales están alrededor de 85 mega watts. Eso pudiera representar una carga notable al sistema y en las circunstancias económicas actuales nos vendría bien ahorrar pues otros sectores tienen afectadas sus producciones.

Y usted reflexionará. Si el trasiego de personas en la calle es menor, desciende la demanda de combustible por el transporte y si además, el precio internacional del barril de combustible ha bajado también, puede que nuestro gasto energético no se vea tan afectado.

Pues no. La crisis internacional impacta como un látigo a las naciones subdesarrolladas, y Cuba está entre ellas. Algunas de las afectaciones para nuestra economía están en áreas tan sensibles como la inversión extranjera, el turismo como la inversión extranjera, el turismo, la entrada de remesas y la contracción del precio de los productos que pudiéramos exportar. Y si añadimos gastos excesivos de energía, la cuenta no nos dará.

Y si todos apagamos una lámpara por una hora en nuestros hogares, ¿cuánto ahorro podría generar?

“En Las Tunas hay aproximadamente 186 mil clientes del sector residencial y representan el 67 del consumo de la energía en toda la provincia. Si todos estos usuarios apagaran una lámpara de 18 watts durante una hora estaríamos hablando de 3.3 mega watts que disminuyen. Supongamos que el 10 por ciento de ellos tiene nevera, por desconectar durante una hora ese equipo (350 kilo watts) se ahorrarían 6.5 mega watts”.

“Yo me quedo en casa” es una frase recurrente por estos días. Ello implica la adopción de otras medidas para que nuestro aislamiento no provoque una situación tensa al sistema electroenergético nacional, en tiempos en que cada recurso vale su peso en oro. Si podemos aportar nuestro granito de arena, pues hagámoslo también desde nuestro hogar. Hoy el mundo lucha contra la Covid-19, pero el escenario económico también amerita una gran batalla y por supuesto nuestro aporte.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

 

Artículos relacionados

El arte de quedarse en casa en tiempos de Covid-19

Leydiana Leyva Romero

El coronavirus acecha por todos lados

En peligro importantes documentos del Registro civil en Las Tunas

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


3 × = quince