Baraguá, bandera de lucha de los cubanos
Vicente García y Antonio Maceo no aceptaron la paz sin independencia que proponía el Pacto del Zanjón.
Historia

Los tuneros nunca aceptaron el Pacto del Zanjón

Las Tunas.- El 10 de febrero de 1878 se convierte en una página oscura de la historia cubana, cuando la falta de unidad entre los patriotas y de recursos para continuar la guerra contra España, se consolida en el Pacto del Zanjón.

El acuerdo ponía fin a diez años de pelea dejando insatisfechos los principales ideales de los cubanos que luchaban por la independencia y la abolición de la esclavitud.

Antonio Maceo se alza para salvar el honor de todos los cubanos dignos al oponerse férreamente a aceptar las condiciones propuestas por el enemigo.

Para orgullo de los tuneros, investigaciones recientes reconocen el papel del Mayor General Vicente García González, como el primero en rechazar las negociaciones con el mando español.

El historiador de la ciudad de Las Tunas, Víctor Marrero Zaldívar asegura que 7 de febrero de 1878 en la reunión del Chorrillo, en la provincia de Camagüey «los españoles consideraban que Vicente García era la piedra angular para ponerle fin a la guerra y por ello, es el primero con el que Martínez Campos se entrevista y no logra convencerlo».

Vicente deviene una especie de coordinador de la Protesta de Baraguá y el 15 de marzo de 1878, sus tropas estaban acampadas muy cerca para apoyar al Titán de Bronce ante la perspectiva de una posible traición.

Al día siguiente, el León de Santa Rita fue nombrado General en jefe de los Ejércitos de la República y Maceo, su segundo al mando.

Con todos los honores militares, el 6 de junio de 1878, los mambises tuneros, depusieron las armas, obligados por las difíciles condiciones materiales en las que se desarrollaba la guerra, pero con la frente en alto y sin aceptar la paz sin independencia.

El Pacto del Zanjón es un documento integrado por siete proposiciones de paz asumido por el Comité del Centro de la isla, el cual en composición de siete miembros sustituyó a la Cámara de Representantes. Fue firmado con el capitán general de la isla de Cuba, Arsenio Martínez Campos, en el cuartel español de San Agustín del Zanjón, actual provincia de Camagüey.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Panchito Gómez Toro, sangre mambisa

Tania Ramirez

Lázaro Peña, paradigma de la clase obrera cubana

Edelmis Cruz Rodríguez

Chávez, eterno luchador

Tania Ramirez

Enviar Comentario


7 + = nueve