Kenia Espinosa: educar es construir sueños. (TIEMPO21 FOTOS/ Angeluis)
Kenia Espinosa: educar es construir sueños. (TIEMPO21 FOTOS/ Angeluis)
Gente

Kenia Espinosa: educar es construir sueños

Las Tunas.- A Kenia Espinosa Janeiro le conocen muchos hombres y mujeres por la vocación de motivar sueños en las nuevas generaciones que se forman en las aulas del seminternado República de Chile, de esta ciudad.

Junto a su hermana siguió el sueño de ser maestra anhelado por su madre, quien no pudo ser protagonista de la hornada de jóvenes que asistieron a Minas de Frío. Aprendió de los libros resguardados por ella, del significado que identifica al profesional del magisterio ante la sociedad y de los ideales de del Héroe Nacional de Cuba José Martí para ser un buen ejemplo.

Esta tunera entregó sus conocimientos en escuelas de las zonas rural y urbana y aportó su experiencia con el propósito de contribuir a la institución educativa ideal dónde se motivan los sueños profesionales del mañana.

No son pocas las experiencias de Kenia cuya voz absorbe la atención mientras explica los pasos lógicos de la Matemática e invita a los pequeños de quinto grado a repensar lo atractivo de las asignaturas diarias.

Engalana su presencia en el aula junto al profe Ismael, como parte de una modalidad educativa que propicia mejor preparación metodológica y la atención individualizada de sus niños como suele decirles mientras disfruta de la atención plena en el recinto escolar.

Segura de sí Kenia convence a sus pequeños de la importancia de la familia en tiempos de hogares disfuncionales, de asirse a los criterios propios sobre la base del colectivismo y la honestidad, de ser modelo en el estudio, y de amar la historia y la obra de Martí, Ernesto Che Guevara y Fidel Castro, entre otros grandes de la Patria.

Esta tunera lleva dentro las destrezas y cualidades de los pedagogos que no temen compartir conocimientos, amantes de los porqué, emprendedora de proyectos en los cuales la familia es líder en la educación de sus hijos, y sin proponérselo los invita a ser responsables, con valores martianos, defensores del concepto Patria como cubanos.

Confiesa que los maestros son reparadores de luz, que deben ser divertidos, amables, con un corazón enamorado de su profesión, diseñado con comprensión y tolerancia, llenos de alegría ante cada lección asimilada por sus alumnos, de verlos crecer y prepararse para el futuro.

La imagen de varias décadas acompañada del pizarrón, la tiza y libros, la hacen reflexionar en su impronta en el sector de la educación, y aunque la nostalgia abriga por instantes su alma cuando ve llegar a quienes vuelven a saludar a su eterna profe, Kenia se proyecta por llenar su vida de las sonrisas de sus pequeños pícaros, quienes tienen el poder de rejuvenecerla y de recordarle lo que es ser una persona de bien.

Cada mañana regresa a su jornada laboral renovada, siempre fiel a ese amor que le profesa a una vocación en la que construye sueños, bajo la máxima martiana de «… sacar vuelo a las alas del alma».

En video

 

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Carmen Velázquez: «Martí es un referente que no podemos soslayar»

Naily Barrientos Matos

Erlin y el más honesto de los oficios

Esnilda Romero Maña

Kirenia Pavón, con la experiencia de la base al Congreso de los jóvenes comunistas

Yami Montoya

Enviar Comentario


ocho − 4 =