La calidad como jerarquía en la programación cultural, en la mira de Alto y claro
La orquesta Cubaclamé demuestra que se puede lograr la calidad como jerarquía en la cultura. (TIEMPO21 FOTO /MiguelDN),
  • Portada
  • Alto y claro
  • La calidad como jerarquía en la programación cultural, en la mira de Alto y claro
Alto y claro

La calidad como jerarquía en la programación cultural, en la mira de Alto y claro

Las Tunas.- La calidad como jerarquía en los espacios culturales de la provincia de Las Tunas fue el tema debatido hoy por el panel del programa de participación ciudadana Alto y claro, en el que se puso de manifiesto que es preciso un trabajo más intencionado y sistemático para lograr tan importante objetivo.

A partir del pensamiento del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, de «Ser culto es el único modo de ser libre», las reflexiones de Fidel Castro y del presidente Miguel Díaz-Canel, el análisis se centró en la música que se difunde sin tener en cuenta la Política Cultural y Musical del país, que se viola en cualquier espacio, ya sea estatal o privado, sin que pase nada.

Los panelistas se refirieron a la mala calidad de algunas presentaciones artísticas, y de la  música que se difunde, la falta de público en las actividades programadas y la deficiente promoción sobre la cultura, deficiencias que deben erradicarse para mantener la identidad y aportar en la formación del gusto estético de las audiencias.

También es necesario que prestar máxima atención a la programación cultural, bajo el principio de que programar no puede ser, en modo alguno, fruto de la inercia ni la espontaneidad. Tiene que ser un ejercicio de pensamiento colectivo que articule criterios de los responsables de las instituciones y de los creadores, y tome en cuenta las exigencias y demandas de los públicos, sin que esto último implique concesiones populistas que indefectiblemente apuntan a entronizar la mediocridad, sino todo lo contrario.

Otra arista del debate estuvo centrada sobre uno de los principios de la comisión dos del Noveno Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba dedicada a la proyección social de la cultura, que insiste en la necesidad de trabajar consecuentemente por la correcta y creativa aplicación de la política cultural en todos los espacios. La política cultural es una sola. Velar por la calidad de las presentaciones artísticas tanto las que se generan desde las instituciones estatales como en aquellas gestionadas por el sector no estatal.

La política cultural no se cumple en todos los espacios estatales y privados de la provincia de Las Tunas, una deficiencia que debe erradicarse porque está en juego la identidad cultural de la nación, por lo que hay que retomar la sentencia de Fidel Castro cuando dijo que es necesario librar una guerra contra la incultura, con el máximo desarrollo en favor de la cultura y muy precisamente en función de la Revolución, porque la Revolución significa, precisamente, más cultura y más arte.

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

En video

Artículos relacionados

Alto y claro evalúa afectaciones económicas en Las Tunas al cierre del año

Natacha Reyes Escobar

¿Cómo preservar el béisbol como patrimonio nacional?

Miguel Díaz Nápoles

¿Por qué siguen aumentando los precios de los productos agropecuarios?

Miguel Díaz Nápoles

Enviar Comentario


− uno = 2