Las alas no se cortan, menos antes de volar
Podcast

Las alas no se cortan, menos antes de volar

. Un acercamiento al proceso de ubicación laboral de recién graduados en Las Tunas.

Las universidades, los politécnicos y las escuelas de oficios dotan a los estudiantes de herramientas teórico-prácticas para su futuro desenvolvimiento profesional. Esta etapa de aprendizaje se vincula, por períodos de tiempo a la realidad laboral de un centro que pueda aportar desde sus rutinas de trabajo, a la evolución del escolar. En eso consiste el período de prácticas.

Los noveles trabajadores una vez egresados, carentes de la experiencia para enfrentar todos los procesos, deben superar un período de adiestramiento para completar el camino que inició el primer día de la carrera. Este ciclo es crucial para formar a cada joven «con todas las de la ley» como decimos en el argot popular.

¿Qué puede suceder si en este tiempo los universitarios, los técnicos de nivel medio u obreros calificados, son ubicados en plazas en las que no pueden explotar sus potencialidades? O como sucede en algunos casos, que no haya contenido de trabajo para ellos.

Escuche el podcast

Ir a descargar

Como parte de las estrategias de la educación cubana para formar profesionales capaces, se concibe el período de adiestramiento. ¿Cuán necesaria es esta etapa? ¿Se cierran de forma abrupta las puertas de la escuela o se traslada a un nuevo escenario?

La materia prima para realizar esta investigación surgió al calor del debate con varios jóvenes que casi desilusionados, comentaban las primeras barreras enfrentadas en su profesión. En algunos casos el sistema de trabajo ni siquiera se acopla al perfil de la carrera estudiada.

¿Cómo es posible que algunas entidades soliciten para completar sus plazas, a universitarios de cualquier especialidad? Quizás para muchos que tienen años de experiencia laboral, resulte provechoso, pero para un recién graduado, ¿lo será?

Al cierre del 2018 la Universidad de Las Tunas graduó a 225 estudiantes. La entidad que se encarga de ubicar a cada uno de estos egresados en plazas laborales, es la Dirección Provincial del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Estas problemáticas demuestran que existen fisuras en el proceso de ubicación laboral. En ocasiones no se implementan sistemas de chequeos para conocer la opinión de ese nuevo trabajador que se enfrenta solo con una parte del arsenal necesario, a un campo de batalla difícil y escabroso. En algunas ocasiones los trámites para hacer traslados pueden durar meses, en otras no existe tal posibilidad.

Pensemos en lo injusto que puede resultar para una persona hacer algo contrario a lo que estudió por tanto tiempo. Las alas no pueden ser cortadas, menos antes de volar.

Y usted ¿qué piensa? Ha pasado por una situación similar o conoce a alguien que comparta esta experiencia? Qué problemas atentan contra el desarrollo de un profesional en Cuba? Cualquiera que sea su opinión puede emitirla a través de este espacio o buzón de correo tiempo21podcast@gmail.com.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

¡¿Sin preservativo?!

Leydiana Leyva Romero

Con la ley a nuestro favor

Leydiana Leyva Romero

Dinero virtual ¿oasis o desierto?

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


7 × dos =