Mi ciudad
Las Tunas

Mi ciudad

Las Tunas.- Amanece en Las Tunas, una ciudad que exhibe sus encantos a medida que las luces se apropian de cada rincón. Así, poco a poco las calles se llenan de transeúntes, de bullicio, de colores, de poesía.

Pero la ciudad de sencilla elegancia con más de 220 años se añeja, es el reflejo de un pueblo cálido, humilde y trabajador que conserva su historia como un atajo al futuro.

Quienes visitan esta urbe quedan encantados con la limpieza de sus calles o el colorido de las edificaciones de estilo ecléctico. Esta arquitectura de diversas facetas entra en total sintonía con su gente. Rostros de las diferencias culturales y étnicas que confluyen en la sociedad.

En Las Tunas, ciudad de puertas abiertas, hemos echado raíces sus hijos. La inconformidad nos atrapa porque queremos verla vestir siempre sus mejores galas. Queremos exhibirla como una novia hermosa a quienes nos visitan. Y es que en ella tenemos tantos planes que verla envejecer frente a nuestros ojos, nos aterra.

Su mejor cara siempre ha sido y será su gente. Más allá de sus luces, sus esculturas, su arquitectura; su pueblo la distingue y la hace cautivadora.

Es la tranquilidad actual de nuestra ciudad como un descanso de duros avatares, de rebeldía mambisa y guerras libertadoras. De feroces fuegos y decisiones inquebrantables está hecha nuestra casa grande, ese remanso de paz que se trasluce en el andar tranquilo de quienes laboran por ella, aman a través de ella y se entregan cada día a ella.

En video

/mdn/

 

Artículos relacionados

Presta servicios Maquimotor Las Tunas en industrias e instituciones cubanas

En Las Tunas por más higiene en tiempos de Coronavirus

Esnilda Romero Maña

Producción porcina, grandes retos ante tensa realidad

Yenima Díaz Velázquez

Enviar Comentario


cinco × 3 =