El legado de Vicente García González
Vicente García luchó contra el Ejército español por más de diez años. (TIEMPO21 FOTO /Angeluis Batista)

El legado de Vicente García González

Las Tunas.- Tras diez años dando guerra en la manigua cubana contra la dominación española en Cuba, la traición y la perfidia tuvieron el triste logro de doblegar al guerrero que a lomos de caballo desafió tantas veces las balas y el filo del sable enemigo.

El cuatro de marzo de 1886, rodeado de sus fieles seguidores, el Mayor General Vicente García González, murió de una dolorosa peritonitis provocada por el vidrio molido que un espía español le colocó en el arroz con quimbombó que tanto le gustaba.

Pero antes de exhalar su último suspiro hizo jurar a los compatriotas que lo siguieron al exilio en Rio Chico, Venezuela, que continuarían la lucha organizada por José Martí y los grandes jefes de la guerra.

El caudillo tunero se había incorporado al levantamiento armado liderado por Carlos Manuel de Céspedes en fecha tan temprana como el 13 de octubre de 1868 y fue capaz de mantener en jaque al ejército español aún en los años más difíciles de la contienda.

Líder de gran patriotismo, se destacó como gran estratega militar experto en tomar pueblos y convoyes con la efectiva utilización del servicio de espías y el mínimo número de bajas propias.

Su prestigio le permitió ocupó los más altos cargos militares y civiles en el Ejercito Libertador.

Aunque la historiografía no ha sido consecuente con su verdadera dimensión política y militar en la Guerra de los Diez años, investigaciones más recientes resaltan la férrea oposición de Vicente García al Pacto del Zanjón y su valiosísimo apoyo al Mayor General Antonio Maceo en la Protesta de Baraguá.

Incluso, le vale el mérito de que las tropas a su mando, fueron las últimas en deponer las armas cuando ya no existían alternativas para continuar la lucha. El 7 de junio de 1878 partió por Manatí a bordo del vapor Guadalquivir hacía el exilio, pero no rendido, sino en aras de organizar una nueva contienda.

Por estos días, cuando los cubanos estamos llamados a reafirmar los conceptos de Patria, de soberanía y de independencia, la vigencia del legado patriótico del León de Santa Rita fomenta el orgullo de quienes como él compartimos el mismo terruño natal.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Jóvenes tuneros fieles al legado del 13 de octubre

Tania Ramirez

Cuándo el poblado de Elia comenzó a llamarse Colombia

Raudel Rodríguez Aguilar

Repercusión de La Demajagua en Las Tunas

Tania Ramirez

Escribir Comentario